JA Teline V - шаблон joomla Форекс
24
Mon, Sep
128 New Articles

¿Qué hay detrás de la violencia en San Cristóbal?

Chiapas
Typography

Al menos dos muertos y una veintena de asaltos han sido relacionados con la denominada banda de “Los Motonetos”; un grupo delincuencial que ha aterrorizado durante los últimos meses a la ciudad de San Cristóbal de las Casas debido al descaro absoluto de sus atracos, la barbarie y la impunidad con la que se han apoderado de la tranquilidad en aquel municipio. Pero ¿qué o quienes están detrás de eso?

 

Aunque la ola de asaltos protagonizados por este grupo delincuencial va más allá del 2018, ha sido durante lo últimos meses cuando su existencia se ha cubierto de escandalo e indignación mayor. El caso de Isaías Trujillo, un joven taxista asesinado de manera brutal en la Colonia Primero de Enero el pasado el pasado 29 de julio, llevó la problemática a noticias nacionales.

Y no era para menos. Con el asesinato de Isaías, prácticamente lapidado, sumaron dos homicidios de taxistas en San Cristóbal de las Casas relacionados con “Los Motonetos” en menos de 30 días. Pero las cifras extraoficiales parecen ser mucho más grandes. De acuerdo a organizaciones no gubernamentales, de enero a la fecha la banda delincuencial ha estado inmiscuida en al menos 30  asaltos con violencia dentro de la ciudad.

Ante un sospechoso silencio de las autoridades judiciales para aclarar la procedencia del grupo delincuencial varias agrupaciones y personajes han sido los vinculados directamente con el presunto financiamiento y operación de “Los Motonetos”.

Nombres de agrupaciones como la Coordinadora de Organizaciones por el Medio Ambiente para un Chiapas mejor (Comach), la Asociación de Locatarios de Mercados Tradicionales de Chiapas (Almetrach) y personajes como Cristian Hernández, Martín Pale Santíz, Narcizo Ruiz, Mario Sántiz López y Marcos Hernández han salido entre las múltiples acusaciones.

Incluso, los nombres de conocidos personajes de la política local como el excandidato priista Edgar Rosales Acuña, el ex presidente municipal Mariano Díaz Ochoa y propio alcalde actual Marco Cancino González deambulan fuertemente entre las supuestas vinculaciones políticas. Algunos de inmediato se han desmarcado, mientras otros simplemente han guardado silencio.

La presunta detención de 17 “motonetos” el pasado 1 de julio (día de las elecciones) y la captura grabada en video de tres mas el pasado 15 de agosto para ser inmediatamente liberados por “falta de pruebas” han levantado las más profundas dudas sobre el caso. ¿Quién o quiénes protegen realmente a estos grupos delincuenciales? ¿Por qué la Fiscalía General del Estado de Chiapas no ha esclarecido el origen de esa banda y su modus operandi?

Lo cierto es que se trata de un grupo perfectamente organizado, que no trabaja de manera aislada. Muchos de ellos son fácilmente inidentificables por su nada temerosa interacción social. Entre sus amigos cercanos se asumen abiertamente parte de organizaciones como la Comach o Almetrach. Aseguran haber participado en movilización de votos y protección a personajes como los antes mencionados. Pero todo ello permanece entre la informalidad de los rumores.

Mientras tanto, las autoridades estatales nada han hecho para dar certidumbre y claridad a una ciudadanía desesperada y aterrorizada. La negligencia, ineficacia o complicidad del gobierno municipal y la propia Fiscalía General parece haber dejado solos a miles de habitantes que exige llegar al fondo de la situación para evidenciar a los verdaderos responsables, desarticular a la banda delictiva y, sobre todo, dejar de otorgar impunidad a grupos violentos acostumbrados a someter a la ley para imponerse sobre el derecho de otros… así las cosas.