JA Teline V - шаблон joomla Форекс
26
Sat, Sep
125 New Articles

Líder sindical de Chiapas exige plan estratégico para el retorno a clases

Chiapas
Typography

El líder de la Sección 7 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Pedro Gómez Bámaca, advirtió que no volverán a clases si no hay condiciones óptimas para los alumnos, padres de familia y docentes, pero sobre todo un plan estratégico por parte de la Secretaría de Educación.

Acompañado de la lideresa de la Sección 50 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de Salud (SNTSS), María de Jesús Espinosa de los Santos, Gómez Bámaca dijo que a raíz de la pandemia han fallecido muchos maestros jubilados y en activo, y aseguró que pronto dará a conocer la larga lista.

Según el líder sindical, tienen registro de que últimamente al menos un maestro ha muerto cada día, pero están concentrando la información para dar a conocer la cifra completa por delegación o región sindical.

A más de 150 días de la pandemia, indicó, aún no tienen idea de cuándo regresarán a clases, pero lo peor es que ni la Secretaría de Educación ni la Secretaría de Salud han elaborado un plan estratégico para el retorno a clases.

Seguramente todo lo quieren dejar al cuarto para las 12 o quizá sobre la marcha, es decir, cuando regresen a clases, sin plan, estarán dictando las medidas sanitarias, cuando no debería de ser así, apuntó.

Gómez Bámaca precisó que para elaborar un plan estratégico de regreso a clases en la nueva normalidad debe haber un trabajo conjunto colaborativo entre las dependencias del gobierno estatal, como Educación y Salud, pero sobre todo que tomen en cuenta a los líderes sindicales de ambos sectores.

Sin embargo, apuntó, entre las oficinas de Educación y Salud, y los sindicatos de maestros y de trabajadores de la salud, no hay relación, pues desde antes de la pandemia no había diálogo, pero sí choques o fricciones y no se lograron acuerdos.

En tal sentido, ambos sindicatos ratificaron hoy la petición de renuncia de los titulares de las dependencias respectivas, José Manuel Cruz Castellanos, de Salud, y Rosa Aidé Domínguez Ochoa, de Educación, y exigieron secretarios con capacidad de diálogo y negociación, pero sobre todo que estén dispuestos al resolver los conflictos en ambos sectores.

Gómez Bámaca expuso que los más de 45 mil maestros agremiados a la Sección 7 del SNTE no regresarán a clases, hasta que haya las condiciones óptimas para ello. Nadie está decidido a volver a clases si no hay los insumos necesarios y condiciones físicas, recalcó.

Pero empezar, subrayó, la mayoría de las escuelas en Chiapas no tienen agua, pese a que es un recurso vital para la higiene y limpieza, de manera que no pueden pedir a los alumnos el lavado de manos, prioritario en esta pandemia, si no cuentan con ese líquido.

Destacó que ante el desempleo y la pobreza económica que ha generado la crisis sanitaria, los maestros no van a pedir a los padres de familia que cooperen o aporten dinero para gel antibacterial o cubrebocas Debe ser el estado el que dote de miles o millones de litros de gel antibacterial y cubrebocas para todas las escuelas, al menos mientras dura el riesgo de contagio, apuntó.

Además, agregó, ni la Secretaría de Educación ni la de Salud han tomado en cuenta que en los salones de clases de las escuelas públicas no es posible pedir la sana distancia, pues cada docente atiende a grupos de 40 y hasta 50 niños hacinados en pequeñas aulas.

Y señaló que en este escenario no es posible abordar el tema de las condiciones sociales y de infraestructura, porque las secretarías de Educación y de Salud van por un lado y los trabajadores sindicalizados por otro.

En su oportunidad, Espinosa de los Santos mencionó que ya van 738 trabajadores de la salud contagiados, de los cuales 43 han fallecido, y actualmente tienen a 12 sus compañeros hospitalizados.

Igual de grave que las muertes, dijo, están los ataques que han padecido el personal médico y los centros de trabajo en Venustiano Carranza, Villas Las Rosas, Pueblo Nuevo, San Andrés, Tenejapa, Tuxtla y otros municipios de Chiapas. Asimismo, resaltó que el secretario de Salud, Cruz Castellanos, miente y esconde cifras para ocultar su ineficacia ante la pandemia. Hay inconsistencias en las cifras de contagios, en las de fallecidos y en las de disponibilidad de camas en los hospitales que reporta todos los días, abundó.

“Lo que se da en Chiapas es un crimen de lesa humanidad, porque las personas siguen muriendo sin que sean atendidas en los centros hospitalarios públicos y, lo que es peor, tampoco hay una campaña de información masiva para pedirle a la gente cómo tratar un contagio. Y muchas personas mueren sin atención médica ni vía telefónica, porque ni eso tienen en la extrema pobreza”, finalizó.