JA Teline V - шаблон joomla Форекс
30
Mon, Jan
141 New Articles

En Huitiupán exigen operativos para combatir la venta de droga, armas y alcohol -Señalan al cuñado del edil

Chiapas
Typography

El problema de este municipio es la corrupción, el alcalde Carlos Mario Montejo Urbina controla el municipio y a los mandos policiacos, pues son ellos los que controlan el narcotráfico, él tráfico de armas, tráfico de indocumentados, y permiten las cantinas aunque no tengan permisos y la autoridad simplemente no hace nada, por lo que todo ésta situación está generando mucha inconformidad por parte de los pobladores y feligreses de Huitiupán.

Hace apenas unos días, el párroco de Huitiupán Sebastián López, llevó a cabo una peregrinación con cientos de católicos y habitantes de ese municipio para expresar sus inconformidades y exigieron el “combate al narcomenudeo y bebidas alcohólicas” en el municipio de Huitiupán, así como constantes operativos de parte de las corporaciones estatales.

El cura en su marcha que realizó, exigió el cierre total de las cantinas, y es que también señalaron que el “cuñado” del alcalde Carlos Mario Montejo Urbina, es uno de los que está evidenciado y quien se dedica a distribuir droga en el municipio de Huitiupán y a prostituir mujeres en las cantinas, que por cierto, está muy bien protegido ya que los comandantes y el director de la policía pasan por las cuotas del mes.

Sólo falta que el párroco Sebastián López no sufra las consecuencias y pongan en riesgo su vida por la marcha que encabezó en días pasados, y es que fue claro en “evidenciar públicamente la situación de violencia, impunidad y corrupción en el municipio de Huitiupán”, y al haber afectado a sus intereses económicos y políticos del edil morenista, podría sufrir amenazas de muerte, como un caso similar al del párroco Marcelo Pérez.

Y es que, la venta exagerada de droga y alcohol en el municipio de Huitiupán, se le ha salido de control al alcalde, pues los vendedores de droga venden en el parque hasta en el interior de la presidencia municipal como si nada y siempre hay muchas detonaciones de armas de fuego en las cantinas, y simplemente el munícipe Carlos Mario Montejo Urbina, se encuentra ciego y mudo, protegiendo a su cuñado.