JA Teline V - шаблон joomla Форекс
14
Sun, Apr
117 New Articles

“Se los pido con todo mi corazón”: De rodillas, madre suplica a captores que le regresen a su hijo

Chiapas
Typography

A casi tres meses de la desaparición de Jesús Esteban Mazariegos, de 31 años de edad, su madre, Hilda Moreno, imploró de rodillas y llorando a los captores que le devuelvan a su hijo.

En un video, Hilda Moreno porta un cartel con la imagen de su hijo y la leyenda de “Se Busca”.

“¡Les pido de rodillas a las personas que se llevaron a mi hijo Jesús Esteban Mazariegos Moreno! Se los ruego, se los imploro que me lo regresen, son los únicos que pueden ayudarme, son los únicos que pueden regresarme a mi hijo conmigo, por favor con todo el respeto apiádense de mí, se los pido, se los ruego con todo mi corazón que me ayuden a que el regrese conmigo, por favor. Son los únicos que pueden ayudarme”, escribió la madre en una publicación en la página de búsqueda del joven junto a un video.

“Por favor, con el corazón en la mano, se los ruego, se los imploro, que tengan piedad de esta madre desesperada. Les pido de rodillas que me ayuden a que regrese conmigo. Les pide a las personas que se llevaron a su hijo, Jesús Esteban Mazariegos Moreno, que se lo regresen. Él es inocente, ustedes lo saben, no es culpable de nada. Se los pido con todo mi corazón que me devuelvan a mi hijo. Que lo espero con todo mi corazón. Que sean ustedes que me lo regresen. Tengan compasión de mí. Se los pido que me regresen a mi hijo. Denme la oportunidad de volverlo a ver conmigo nuevamente, se los ruego, se los pido, se los imploro”, dice la madre en el video.

El pasado 6 de diciembre por la noche, Jesús Esteban Mazariegos Moreno junto a Carlos Amadeo Moguel Aguirre, Jorge Luis Sánchez Ovalle y Jorge Pérez Matuz, originarios de Cintalapa todos ellos, fueron sacados de un bar del poniente de Tuxtla Gutiérrez por un grupo de hombres armados y encapuchados.

Desde esa fecha, sólo el cuerpo sin vida de Carlos Amadeo Moguel Aguirre apareció días después de que fueron llevados con rumbo desconocido.

Durante casi tres meses, la familia de Jesús Esteban Mazariegos ha organizado marchas, colgado mantas en puentes, volanteado en cruceros para exigir que aparezca con vida.

Desde mediados del 2021, Chiapas vive una disputa por el control del territorio y de la frontera sur por grupos del crimen organizado que han dejado una larga estela de decenas de desaparecidos, asesinados y miles de desplazados.