JA Teline V - шаблон joomla Форекс
23
Sat, Mar
122 New Articles

¿DEBATE PRESIDENCIAL?

Columnas
Typography

Recuerdo a un maestro que nos decía siempre “estudien muchachos o terminarán de periodistas”. En este caso creo que estuvieron Yuridia Sierra y León Krauze. Siento que esa expresión es propia de aquellos que hemos vivido en regímenes autoritarios y por tanto la autocensura o la emocionalidad buscan sustituir al análisis. Por ello es necesario para evitar actos tan bochornosos como los del domingo pasado donde al igual que otros no ganó nadie, por lo que hay que recordar una serie de reglas mínimas para encauzar un debate y volverlo productivo.

 

Para comenzar hay que estudiar a fondo el contexto. Pues en la primera parte de comercio exterior e inversión se concentró exclusivamente en el TLCAN como si la vida económica de este país tuviera esa única salida. En efecto, no se puede negar la importancia del TLC y la mala voluntad de Trump, pero no se puede hipotecar el futuro del país en torno a esto, pues si se trataba de aprovechar esta coyuntura había que preguntar sobre los avances que mantendrán vigentes cada uno de los candidatos en este tratado, ¿cómo aprovechar la división de poderes de Norteamerica para avanzar por el plano legislativo y del poder judicial? y en qué propuestas habría que avanzar, lo que hubiera puesto de manifiesto la ignorancia de los candidatos o las alternativas que pudieran mostrar.

El segundo factor relativo a la inversión en particular la extranjera debió reconocerse que está en función de al menos estas variables: formación de capital humano y en esto hay que recordar que tenemos los índices más bajos de aprovechamiento escolar y de calidad de enseñanza aprendizaje dentro del OCDE.  Productividad por trabajador la cual no puede estar disociada de la demanda del mercado tanto interno como externo. Del financiamiento nacional e internacional del respaldo a la inversión y este asunto supone un manejo en extremo cuidadoso de los factores de riesgo interno y de las amenazas externas. No de menor importancia estaría en la estabilidad política que el país no ha conocido en varias décadas al menos desde 1988 cuando el sistema se cimbró y no ha vuelto con la alternancia a estabilizarse. Supone además de un mercado interno capaz de absorber mercancías y servicios del exterior y conocer las oportunidades de exportación. Finalmente que alianzas podrían ser compatibles y cuales incompatibles o seremos juguetes de las potencias que nos aprovecharan para volver a la guerra fría. En fin que en esto quedamos en cero.

En la segunda parte acerca de seguridad fronteriza y combate al crimen trasnacional, se profundizaron los errores de manejo del debate. Fue ahí donde se perdió el contacto entre la mesa y los candidatos, pues frente a preguntas tales ¿fue un error de Peña Nieto el haber invitado a Trump? Pues nada había que responder , pues decir que si, no enmienda lo dicho y hecho y decir que no significaría entender el contexto en que esto se produjo. Yo me ubicaría en un punto intermedio, no haberlo hecho hubiera significado ignorar la fuerza de Trump, que la demostró el día de las elecciones, pues no sólo ganó la presidencia, sino los republicanos se llevaron el congreso y la mayoría de gubernaturas en juego en la jornada de noviembre. Por lo tanto haberlo excluido hubiera sido peor e ignorarlo era una estupidez. Pues hay que recordar que en política no se trabaja con quienes quieres, sino con quien te ha tocado como interlocutor, así sea el ser mas despreciable como Trump, donde puedes hacer lo que quieras, pero no ignorarlo.

En cuanto a la propuesta de AMLO de llevar los asuntos de migración a la ONU pierda cuidado, esto tendrá un costo si esto llegara a ocurrir: Mexico no tendría acceso al Consejo de Seguridad y sería neutralizado para tener cualquier protagonismo sobre la Asamblea General, A su vez, si como sugirió Peña Nieto hace dos años los consulados se convirtieran en procuradurías para atención de mexicanos ilegales, correríamos el riesgo de que Estados Unidos redujera drásticamente el numero de ellos y frente a esto no habría apelación posible, pues sería considerado un atentado a su soberanía.

El punto central del que partieron estos periodistas fue el tema del respeto, en este punto creo que fue ahí donde las cosas se salieron de tono, Yuridia con esa voz de gritos para referirse a los candidatos o de interrumpirlos, dignos de un pleito entre marchantes. En cuanto a León no leer bien sus preguntas eran demasiado largas, interrumpía para orientar la respuesta y no contuvo jamás cuando los candidatos se comenzaron a faltar la respeto y quienes también se interrumpían o hacían payadas. Por eso el llamado debate concluyó en pastelazos en el rostro y dejó en el ambiente la impresión de que jamás debatieron.

Podemos abonar algo muy distinto de las personas del público que hablaron, creo que fueron respetuosas y en realidad querían respuestas precisas sobre situaciones que están viviendo y demandan solución, pero esto no fue aprovechado por ninguno de los candidatos.

La parte final ralló en el absurdo referido a los derechos de los migrantes, no se duda en la necesidad de apoyo, pero reconozcamos, la gente de origen mexicano que vive allá desea ser norteamericana e integrarse a esa sociedad y eso depende de Norteamérica, no de México. En cuanto a nuestra frontera sur, hay que reconocer que México no podrá proporcionarles lo más mínimo en materia de educación, empleo, ingreso, pues aún no podemos garantizarlo a nuestros connacionales. Así que no hagamos demagogia con lo que después no podamos cumplir.

Finalmente, hay que recordar que estamos en medio de la globalidad, las políticas internas no pueden ir más alla de lo doméstico; lo externo no está afuera, está adentro, los problemas son globales y no tienen solución simplista, ni se basan en la buena voluntad o mejores deseos. El narcotráfico, la trata y el secuestro entre otros reclaman de cooperación internacional, pues las mafias operan a nivel mundial. Porque llegar a la presidencia, no es para mandar y ejercer mi voluntad, sino para reconocer humildemente como decía hace muchos años Don Adolfo Ruiz Cortines, que aquí no se hace lo que se quiere sino lo que se puede, así que hay que preparar a los candidatos para debatir y a los periodistas para que estudien y no den tristes espectáculos como el del domingo. Pues recordemos uno de esos cuatro va a gobernar el país, pues no creo que este asunto ya haya  concluido.