JA Teline V - шаблон joomla Форекс
26
Mon, Aug
119 New Articles

CARTELERA POLÍTICA

Columnas
Typography

Guerra sin cuartel entre el presidente y prensa fifí

El Cobach, sin duda la institución más corrupta

con sueldos superiores al del presidente, ganan la cúpula del PAN

Tal parece que en enfrentamiento entre el presidente Andrés Manuel López Obrador con los conservadores y la prensa fifí seguirá por lo menos en este sexenio.

Lo dijo en su campaña, al ganar las elecciones del 1 de julio del 2018 y en su toma de posesión y lo ha sostenido durante sus 163 días de gobierno, no da tregua, la guerra arrecia, sin la mínima esperanza que se vayan a limar asperezas, pues López Obrador es necio y terco.

Pero de la contra parte, tampoco cantan mal las rancheras, descalifican su gobierno, desmienten todas sus versiones sobre lo que asegura AMLO: “vamos muy bien”.

Pero las críticas por parte de la prensa fifí arrecian sin miramientos, le mientan la madre, le dicen estúpido e imbécil, entre otras linduras al ternurita.

A pesar de esa prensa agresiva que sorprende hoy su actitud, porque como señala López Obrador, con los neoliberales, jamás se atrevían a levantar la voy o evidenciar a los gobiernos pasados.

Sin embargo, el tabasqueño pese a esa andanada de críticas en la televisión, radio y redes sociales ha garantizado que no va acotara la libertad de expresión, pero ha pedido a los medios de comunicación no querer aparentar que son independientes cuando en realidad representan al movimiento conservador.

El presidente Andrés Manuel López Obrador durante los meses que lleva su administración no pierde la oportunidad para arremeter en contra de los medios críticos, a los que llama “prensa fifí”, a los cuales les ha enviado el mensaje que no se quedará callado.

“No les niego ningún derecho, no les estamos limitando ninguna libertad, solo decirlo: si la prensa fifí, todos los días, un día sí y el otro también, se dedica a cuestionar y a veces a calumniarnos todos los días, como sistema, porque hay una línea editorial en contra nuestra, no desarrollada a partir del pensamiento de cada periodista, sino una consigna del director de un medio, pues entonces tenemos el derecho de decir, existe esta prensa conservadora fifí”.

La semana pasada durante la conferencia mañanera en el Estado de Hidalgo, López Obrador aseveró que las versiones sobre la eventual caída de la confianza de la inversión extranjera en México son equivocadas e impulsadas por sus adversarios que no logran asimilar que ya se terminó el periodo neoliberal.

Los adversarios “quieren que nos vaya mal” porque esos señalamientos sobre la caída de la confianza en la inversión extranjera no obedecen a la realidad.

Luego reveló que en el Gobierno anterior les pagaban a varios columnistas que son los que ahora están “dale, dale y dale”.

En este sentido dijo que aunque posee los datos e información de los columnistas que cobraban por sus servicios en el gobierno anterior, no dará a conocer los nombres porque no lo considera sano.

Se ha gastado muchísimo dinero en el “maiceo” y en el “chayote” para periodistas pero ese se terminó, recalcó; entonces están molestos porque ya no tienen financiamiento y ahora seguramente con dinero de otras fuentes tienen la consigna de estar en su contra.

Sin embargo, indicó que si hubiese una solicitud de esta información a través de los mecanismos de transparencia, tendría que proporcionarla.

La misma semana el INAI ordenó a la Presidencia levantar el telón y hacer pública la lista de medios, periodistas y columnistas, chayoteros y maiceados en el sexenio de Enrique Peña, porque fueron miles de millones del erario gastados en publicidad y en comprar opiniones tendrán que transparentarse.

Una cosa si es cierta, las mentadas y descalificaciones contra el presidente no cesarán, pues les ha dado donde más les duele, no solo a los periodistas sino aquellos que se quedan sin chamba, es una guerra sin cuartel, que incluso se lleva entre las patas a los mismos periodistas que acuerpan al presidente en las mañaneras en Palacio Nacional. Así las cosas.

La corrupción, el mal que llegó para quedarse en el Cobach

Unos de los retos a vencer de la actual administración es erradicar el cáncer de la corrupción e impunidad que el gobierno anterior dejó enraizada en el Colegio de Bachilleres del Estado de Chiapas (Cobach).

Es la asignatura pendiente que el actual gobierno tiene la obligación de sanear a esa institución educativa, despretinada y saqueada por el gobierno de Manuel Velasco Coello y sus ex colaboradores, que causaron muchos daños económicos, laborales a la clase trabajadora, así como académicamente a alumnos y profesores.

Sin duda la crisis que se vive hoy en día en el Cobach, es consecuencia de la corrupción, el robó en recursos públicos y la complicidad en la que estuvieron inmiscuidos desde el ex gobernador Manuel Velasco Coello, el ex director Jorge Enrique Hernández Bielma, el líder espurio del SUICOBACH, Víctor Manuel Pinot Juárez y el hoy senador por MORENA, Eduardo Ramírez Aguilar, al desviar recursos públicos a las campañas electorales para apoyar a los candidatos de elección popular.

El daño provocado a la institución es irreversible, sin embargo, no hay pretexto alguno para que el gobernador sanee a Colegio de Bachilleres, aun el ex gobernador Manuel Velasco Coello sea el protegido del presidente Andrés Manuel López Obrador y del senador Eduardo Ramírez Aguilar, quien cobardemente se escuda en el fuero del Senado de la República.

Me aseguran que los problemas no terminan en el Cobach, ni con la llegada de la directora general, Nancy Hernández Reyes, de quien se decían muchas cosas como ser una académica de altura y trayectoria intachable, pero ni ella puede limpiar la institución de tantos corruptos que les dejó Manuel Velasco, ya que tiene que callar y hacerse la desentendida con tantos desmanes, de lo contrario sabe que la podrían poner delo “patitas en la calle”.

Podemos citar el caso del fraude a los trabajadores por más de 900 millones de pesos en un apócrifo acto de pre jubilación fraguado con toda la alevosía y ventaja por los directores anterior y bajo la dirección del famoso “Jaguar Negro” o Zanja Negra, como mejor le guste.

Mientras el gobernador Rutilio Escandón no mande a realizar una limpia a la Dirección General de dicho colegio, que tiene el sello de Eduardo Ramírez y Sasil de León Villard, la “caja chica” que socorrió campañas electorales de y la de los candidatos de MORENA, incluyendo la presidencial de Andrés Manuel López Obrador, el mayor beneficiado, la institución seguirá teniendo el tufo a corrupción, porque las actuales autoridades le tiran al olvido.

Sin embargo, los problemas no cesan, porque se siguen dado casos de corrupción y otros problemas de acoso sexual, laboral, influyentismo, discriminación, tráfico de influencias que la directora general Nancy Hernández Reyes se hace de la vista gorda, pero de eso hablaremos en la próxima colaboración.

Partidos políticos rémoras deben de desaparecer

Muy a pesar de que la popularidad panista va en picada, se quedaron con la costumbre que les heredaron los ex presidentes Vicente Fox y Felipe Calderón, mismos que desde el año 2000 al 2012 el PAN  se allegó de recursos millonarios, recursos públicos como nunca los había amasado en su historia.

De acuerdo con el reportaje de proceso, la cúpula panista se beneficia con sueldazos con dinero del pueblo recursos, que no sólo son superiores a los 108 mil pesos al mes que recibe el presidente Andrés Manuel López Obrador, sino que en algunos casos son mayores a los 209 mil que obtenía Enrique Peña Nieto.

Los panistas no predican con el ejemplo, porque asi como critican a diario al presidente López Obrador, deberían de reducirse sus sueldos, porque ningún beneficio son para la nación, todo lo contrario una carga económica que no se debe permitir a este tipo de parasitos.

El actual presidente del PAN, Marko Cortés Mendoza, tiene un sueldo mensual de 171 mil pesos –63 mil más que López Obrador–, Damián Zepeda cobró 240 mil al mes cuando encabezaba al panismo, pese a entregar los peores resultados de su partido en tres décadas, con Ricardo Anaya como candidato presidencial.

Y Cecilia Romero, la presidenta de la Comisión Nacional de Elecciones –la que organizó el proceso interno que llevó a Cortés a la presidencia del PAN el año pasado–, recibió 213 mil pesos mensuales, casi el doble de lo que gana al mes López Obrador.

La onerosa nómina del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) está integrada por más de 260 personas, 40 de las cuales cobran más de 100 mil pesos al mes y otras 40 que tienen ingresos que van de 80 mil a 100 mil pesos mensuales.

Es por ello, que los mexicanos exigen la desaparición de los partidos por ser unos parásitos, manejar partidos políticos rémoras se ha convertido en un gran negocio para unas cuantas familias y, por ello resulta obvio, los menos interesados en cambiar la reglas existentes son los propios partidos políticos.

Aun así, es obligación de la ciudadanía el insistir, una y otra vez, en incluir en la agenda legislativa la desaparición de este tipo de partidos, que convierte en millonarios a sus dirigentes y que afilian a profesionales del insulto y la provocación para desquitar su presencia en el Congreso.

Del Montón

El gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro recibió abucheos y rechiflas mientras hacía una lista de peticiones de obra al presidente Andrés Manuel López Obrador. El mandatario federal pidió a los asistentes que acudieron a la terminal marítima respeto para el gobernador y detener los gritos. Aunque había porras de apoyo al gobernador, fueron opacadas con los gritos de “fuera, fuera” y los chiflidos de los asistentes, por lo que Enrique Alfaro tuvo que comenzar su discurso, mientras mostraba un rostro adusto. “Ese proyecto de inversión de 650 millones de pesos que se habían establecido al inicio de la administración es un proyecto que va para adelante y que en todo caso está llevando un proceso de recalendarización para poder programar los recursos y lograr resolver los rezagos de infraestructura de las zonas más pobres de Puerto Vallarta”. * * * Eso es todo por hoy, hasta mañana con más de lo mismo.