JA Teline V - шаблон joomla Форекс
13
Wed, Nov
120 New Articles

COMENTANDO LA NOTICIA

Columnas
Typography

Las mañaneras y sus efectos

Novedoso como riesgoso experimento de comunicación para el gobierno del cambio, ha resultado el concepto denominado popularmente como “las mañaneras”, en las que es el propio presidente de México Andrés Manuel López Obrador, es quien desde muy temprano y reponiendo el esquema usado como jefe de gobierno del distrito federal, a nadie sorprende que haya cumplido su palabra de reinstalarlas ahora desde la presidencia, muy  a pesar de sus detractores mediáticos porque a sus opositores políticos ni siquiera reparan en ellas. Así desde el día de su toma de posesión y sin faltar ni uno solo (de lunes a viernes), ha cumplido su cita ante los medios y por añadidura, con los mexicanos en su propósito de informar de los programas de gobierno y cómo se va avanzando. Cuando de evaluar se trata el efecto de estas conferencias entre la ciudadanía, no basta quedarse en los medios tradicionales como televisa y azteca u otras del mismo signo, sino que se hace necesario para un mejor referente sumergirse en las redes sociales. En la respuesta de audiencia de este ejercicio de transparencia gubernamental. Ello  sin dejar de considerar, que al igual de existir público cautivo que comulga con la cuarta, también los hay profesionales de la intriga y la calumnia. Porque al tratarse sin cortapisas los temas que demandan y urgen a los mexicanos, los del combate a la corrupción o la estrategia de seguridad, da confianza a los mexicanos. Dos talones que más dañan y lastiman al país.

En su análisis, los medios conservadores y los periodistas fifís, le han dado vuelta al tema de las mañaneras acusando al presidente de manipulador y hasta de utilizar esta estrategia para seguir posicionando su gobierno -su agenda- y de continuar en permanente campaña. Así los grupos de intelectuales orgánicos que discurren sus pensamientos en los medios tradicionales, o aquellos periodistas plenamente identificados régimen autoritario y depredador del pasado reciente, con eso de las mañaneras y el recorte en los presupuestos de publicidad gubernamental, pues, están que nos los calienta ni el sol (Luis Miguel) y ahí se la pasan mascullando su encabronamiento contra de López Obrador. Entiendo por ejemplo, que tanto Vicente Fox como Felipe Calderón se sientan ofendidos o molestos a cada que el presidente los caracteriza como saqueadores y vende patrias y ahí le anden rebuznando en tuiter. Pero de ahí a que los ínclitos representantes de la “comentocracia” dorada del reino de televisa, azteca, imagen y uno noticias, por ejemplo, se asuman como defensores de la corrupción, la impunidad y los privilegios del antiguo régimen, resulta verdaderamente lamentable. Insensato y decepcionante. Amén de ¡estópido!

Pero ahora y créanlo por decir lo menos, que me sorprende ahora que el payaso tenebroso “brozo”, quien por cierto condujo o conduce un noticiario o programa informativo precisamente denominado “el mañanero”, siendo un crítico contumaz del ex presidente Peña Nieto, si bien jamás dijo ser “lopezobradorista” mucho menos “morenista”, sí al menos mostraba cierta aceptación con el nuevo gobierno de Andrés Manuel y así parecía eran sus primeras impresiones. Sin embargo y la verdad no sé porque ese quiebre tan radical, es decir como no le doy seguimiento diario a sus emisiones mañaneras (de Brozo) se sabe, que de unos días para acá su crítica ácida y bastante directa, acusa al presidente de haber pactado con Peña al no actuar en su contra ante la corrupción evidente y denunciada, incluso por el propio tabasqueño. Es más con relación a la participación “espontánea” de un periodista y ex político peruano en una mañanera, el señor Belmont creo, este señor le prodigo una serie de adjetivos al presidente que, sin sonar empalagosos, sí de menos lo llenaban de elogios por atreverse a transformar a México enfrentado al neoliberalismo. Pero ese no es el entuerto. Derivado de esa intervención, el payaso mañanero y me sigo refiriendo a Brozo, salió a decir que dicha intervención, la del peruano, fue un infantil montaje producido por Jesús Ramírez vocero presidencial. Y así con el lenguaje característico del payaso y me refiero al mismo, defenestró el trabajo del comunicador presidencial como del periodista peruano y claro está, del propio presidente. Bueno ya hasta hay quienes, con un desparpajo intelectual que resulta una mentada de madre para quienes presuman tener tres dedos de frente, sostienen que Elenita Poniatowska, se prestó participar en el homenaje a las madres ofrecida por el presidente en Palacio Nacional, por un chayo de 5 millones de pesos. Y me cae, para ser tan pendejos los conservadores.

Y es cierto, hay gente muy molesta por el tema de las mañaneras me queda claro. Pero tendrán doble trabajo es decir, encabronarse y encontentarse, porque ya lo ha reiterado el presidente y como dice, parezco disco rayado, seguirá en su tarea de informar y responder las inquietudes que en el ejercicio circular de comunicación, quieran plantearle las y los reporteros. Seguirá igual denunciando los excesos vengan de donde vengan, porque insiste, no ser pera que solo le peguen. Su derecho a réplica dice, le está garantizado en la constitución y lo ejercerá como cualquier ciudadano. Ya para finalizar y sí mucho me apuran, creo habría que, de menos, revisarse la estructura y procedimiento de las propias mañaneras porque las preguntas de muchos de ésos y ésas reporteras, están dejando mucho que desear. Además no tienen, sostengo, porque ser expertos en todo y lo mismo preguntan sobre la estrategia de combarte al huachicol, que del combate al narcotráfico; de la política petrolera que de procesos específicos de refinación o de temas internacionales de los que están al menos, lejos de entender. Al menos no del todo bien. Además creo se deberían definir los días de presentación de programas y estrategias específicos para que asistan a las conferencias conocedores de la materia incluso de los propios medios. En tanto otros días, dejarlos para preguntas en general. O no sé, porque se están alargando demasiado y muchos temas se repiten. Pero bueno como ya he dicho no dar consejos, mejor aquí le corto. No sin antes decir, que como ningún otro presidente de México ni del mundo, Andrés Manuel López Obrador se ha mostrado tan abierto a informar cómo a aceptar la crítica. Así que, ya se pueden ir calmando porque aunque ya dijo el presidente no va a publicar las listas de los listos que cobraban “chayos” millonarios, no va a faltar quién queriendo provocar un cisma mayor entre los opinadores del conservadurismo, de entre estos provenga la solicitud al INAI para que se publiquen las listas, declarando con ello abiertamente la guerra contra la Cuarta Transformación…// ¡Me queda claro!