JA Teline V - шаблон joomla Форекс
15
Tue, Oct
123 New Articles

CÓDIGO NUCÚ

Columnas
Typography

De nuevo a la calle

En la celebración del Día del Maestro está planeada la megamarcha y el arranque del paro nacional de labores de 72 horas convocada por el magisterio. Esto, en el marco de la exigencia de la abrogación de la reforma educativa y no la simulación, según el discurso de los líderes de la Sección VII en Chiapas.

Incluso, se dice que de no llegar a ningún acuerdo esta es la antesala para el paro indefinido de labores. Sí, se trataría de otro paro magisterial en el mismo tenor. Recordemos que el anterior, celebrado en el 2016, tuvo a los docentes en lucha cuatro meses y a los alumnos en la indefensión.

El paro indefinido anterior se caracterizó por el apoyo desbordado de la ciudadanía que hasta alimentos les llevó y que se movilizó en cada intentona de desalojo que anunciaba el gobierno anterior contra las bases magisteriales. También, por las promesas de muchos maestros de reponer ese tiempo perdido: lo cual en muchos casos no se cumplió y sembró un dejo de molestia que sigue ahí.

Las condiciones, en general, eran otras: el gobierno federal estaba en manos del Partido Revolucionario Institucional (PRI), con Enrique Peña Nieto, y en Chiapas gobernaba el Partido Verde Ecologista de México (PVEM), con Manuel Velasco Coello. Ambos rebasados y sin credibilidad alguna confrontaban a la sociedad con esa realidad que transgredía de forma sistémica los derechos de todos.

Quizá el hartazgo de la gente era mayor que el de ahora, aunque aún existe, claro está, pero no en esa magnitud, no en la del sexenio pasado; quizá, pienso, aún ese discurso combativo trastocaba las entrañas y conllevaba a seguir un ejemplo donde el único camino era la lucha: y lo es, pero el ejemplo no se reclama, se predica y ahora es una moneda al aire.

Hoy, con el gobierno de Andrés Manuel López Obrador y el Movimiento Regeneración Nacional, que gran parte del magisterio votó a favor y que muchos hasta se desvivían en una defensa férrea, las cosas no son las mismas de ayer y eso debería ser tomado en cuenta.

Porque es muy probable que una ruptura pueda darse, no en toda la geografía mexicana, pero sí en donde la Coordinadora tiene su fuerza marcada y eso toca a Chiapas. Así, el magisterio pretende medir fuerzas y ver la tolerancia del gobierno que está apunto de experimentar el secuestro del centro de la capital por tres días. Lo que no sé es si los maestros tengan en claro que lo que buscan no pasará. No se echará abajo una reforma así como así.

Ahora bien, el gobierno señala que el carácter punitivo de la reforma desapareció junto a las evaluaciones, apostando a la educación gratuita y a que se abran sistemas permanentes de educación con planes y programas con perspectiva de género.

Los expertos, a su vez, señalan que la característica principal de esta reforma (la de AMLO) es que el Estado no sólo establece su rectoría en materia educativa, sino que está asumiendo su obligación: la impartición de la educación integral e inclusiva en todos los niveles, y el reconocimiento al artículo tercero y a los maestros “como agentes fundamentales del proceso educativo”.

Sin embargo, la Coordinadora insiste en que algo no le cuadra en esta reforma y no están de acuerdo con lo aprobado ya en varios estados. La postura de ellos es inamovible y buscan que “caiga” en su totalidad, es decir, que la abroguen (la dejen sin efecto jurídico). Lo cual no pasará.

Mientras este jaloneo se erige en un país como México, donde la educación requiere sí de una reforma educativa, pese a lo que digan los maestros, así como de replantear el rumbo de la educación y de buscar mecanismos para que los niños y jóvenes se superen, la Sección VII en Chiapas nuevamente alista su camino en la búsqueda de no ceder hasta que logren su cometido y la clases se suspenderán.

La pregunta obligada es, ¿hasta dónde el gobierno federal aguantará el estira y afloje que caracteriza a la CNTE y el SNTE 7 en Chiapas, ¿saldrán los ciudadanos y organizaciones a marchar y a dar su respaldo al magisterio como en el 2016?, ¿tendrá la misma fuerza la convocatoria?

Por lo pronto, hay marcha y paro. Lo que viene está en veremos.

#MANJAR.- Dicen que el alcalde de Tuxtla Gutiérrez, Carlos Morales Vázquez, ya reculó en su intentona del cobro del 2 por ciento para pagar el alumbrado público. No tenía de otra y esa es la verdad. No se trató de buena voluntad o de una decisión muy gustosa, porque sí buscó vestirse de héroe con tan desastrosa propuesta, buscó hacer cumplir su intentona y eso no se agradece. Qué bien que lo hizo, eso que ni qué. Casi nadie lo quiere y con esas jaladas menos. #DeNadieEsEsaMedalla // “La política debería ser la profesión a tiempo parcial de todo ciudadano”. Dwight D. Eisenhower. #LaFrase // La recomendación de hoy es el libro La esclavitud femenina de John Stuart Mill y el disco Volunteers de Jefferson Airplane. // Recuerde: no compre mascotas, mejor adopte. // Si no tiene nada mejor qué hacer, póngase a leer.

* Miembro de la Asociación de Columnistas Chiapanecos.