JA Teline V - шаблон joomla Форекс
11
Wed, Dec
145 New Articles

SIGNOS

Columnas
Typography

México y Chiapas, calientes

Los múltiples asesinatos cometidos en los últimos días en Uruapan, Michoacán, que incluyeron descuartizados guardados en bolsas de plástico y tirados en la vía pública, así como colgados de un puente, incluyendo hombres y mujeres, me hace volver la memoria a los días del panista Vicente Fox Quesada, en los que daría comienzo en México esta historia de violencia inimaginable, cuando en Acapulco se cometieran este tipo de crímenes.

En los últimos ocho meses, hemos visto como la violencia del crimen organizado ha aumentado progresivamente, no solamente en todo el país, sino también en Chiapas, al registrarse en los medios de comunicación hechos en muchos casos sin antecedentes, que mantienen a la población sumida en el miedo por la inseguridad desenfrenada lo mismo en la vía pública que al interior de sus hogares.

Realización de “Mesas de Seguridad”, diariamente, encabezadas en Tuxtla Gutiérrez por el gobernador Rutilio Escandón Cadenas y los principales mandos militares y civiles, que parecieran ser simulacros y no acciones que concreten objetivos, como lo vemos en reuniones similares que llevan a cabo los alcaldes y representantes de los cuerpos policíacos, también con efectividad dudosa por el alza de delitos registrados.

Ejecuciones que se han vuelto comunes por parte de sicarios cabezas de playa, en la disputa de territorios o venganzas internas, que tiñen de rojo la visión estatal, lo mismo en la capital chiapaneca, que en San Cristóbal de las Casas, Ocosingo, Comitán, Palenque, Tapachula, Cacahoatán y Suchiate, por citar alguna de las 122 municipalidades.

Han rebasado a las autoridades estatales, municipales y federales, al ser infiltradas y comparadas por esta delincuencia que no solamente no se detiene, sino que está en franca expansión, a pesar de que el presidente Andrés Manuel López Obrador, afirme todos los día en su conferencia mañanera que “el país va requetebién”.

Yo tengo otros datos, que me da la realidad de manera directa y me impactan por la crueldad con que ocurren los ilícitos que al primer mandatario del país le llegan maquillados por los secretarios de Seguridad Federal, de la Defensa, Marina y de la Fiscalía General de la República.

México y Chiapas están muy calientes, no por los incendios forestales que se siguen dando y que disminuyen nuestra oportunidad de sobrevivencia, sino en mucho por una corrupción cada vez más cínica, aunque los corifeos de la 4ª Transformación digan lo contrario.

Tanto el presidente López Obrador como el gobernador Escandón Cadenas, están más preocupados en el futuro político inmediato, que en resolver los problemas fundamentales como país y como entidad federativa, con miras a la elección intermedia del 2021, en que tienen como objetivo común hacer trizas a una oposición que no ha funcionado como tal, al ser presa fácil de los cochupos que les ha ofrecido el gobierno federal y su partido Movimiento de Regeneración Nacional.

Resultado de ello es la forma descarada en que los recursos presupuestales correspondientes a 2019, no se han aplicado al 100 por ciento, entregando limosnas a cada uno de los estados y a las Secretarías federales, para aparentar que hay inversión, con la intención de hacer el guardadito perverso que permitirá aplicar miles de millones que favorezcan la permanencia indefinida del poder de MORENA, con su caudillo Andrés Manuel López Obrador.

Una jugada en la que el mismo presidente dela república a nivel de partidos políticos, cuando en la semana que ha concluido los ha invitado a devolver la mitad del recurso económico que se le destinara para su funcionamiento, a lo que los morenistas han respondido favorablemente de inmediato, porque saben que aunque se les disminuya el financiamiento oficial, contarán a su favor con todos los programas federales para sus actividades proselitistas.

Los Partidos Revolucionario Institucional (PRI), y Acción Nacional, son los objetivos de destrucción y avasallamiento total de lo que quede de ellos después de esta artimaña Lopezobradorista que está en marcha.

Andrés Manuel está tratando de consumar lo que en su momento “La Mafia del Poder” encabezada por Carlos Salinas no pudo lograr durante su sexenio a finales del sigo XX.

Con ello, López Obrador confirma que su presencia en el Poder Ejecutivo Federal, es resultado de la imposición de la perversidad del mismo Carlos Salinas de Gortari, que sin manifestarlo abiertamente, está detrás del tabasqueño con sueños imperiales, que ya duerme en el Palacio Nacional, emulando al prócer Benito Juárez, quien así lo hiciera en su paso por el cargo presidencial en el siglo XIX.

“El Peje” es otro producto más de la cofradía iniciada en 1988 y consolidada con el paso de los años a la fecha, para convertirse en toda una corporación de intereses de toda índole, por encima de la ley y del mismo pueblo de México.

Vínculos estrechos de quien se ostenta como “hombre de izquierda” en el poder, con vínculos estrechos con los integrantes de la “Mafia” que en el discurso “ataca” para tapar el ojo al macho.

Un teatrito que cae por su propio peso al tener entre sus aliados y consejeros más íntimos a los empresarios más favorecidos desde su gobierno por Carlos Salinas de Gortari, que gracias a todas los beneficios recibidos, se han convertido en parte de los hombres de negocios más ricos del mundo, como Carlos Slim Helú -hasta no hace mucho considerado el número uno del planeta-, Germán Larrea, concesionario y explotador de minas; Emilio Azcárraga Jean, de Televisa; Ricardo Salinas Pliego, dueño de TV Azteca, Banco Azteca, Elektra, almacenes Salinas y Rocha, además de dueño de minas en Chiapas; Olegario Vázquez Raña, propietario de los mejores hospitales del país, inmobiliarias, periódico Excelsior y un canal de televisión.

Los principales beneficiarios y explotadores del patrimonio nacional están a un lado, atrás y delante de Andrés Manuel López Obrador, con lo cual se viene abajo su fachada de enemigo y por lo mismo combatiente de la gran corrupción, por el despojo que siguen cometiendo en contra de los mexicanos.

A ellos, no solamente el “perdón y olvido” del caudillo mentiroso del sureste, sino su decisión de incorporación plena a la toma de decisiones torales de su gobierno, en la que por supuesto se han empezado a anteponer sus poderosos intereses personales egoístas y no los del empobrecido pueblo mexicano.

Aquí en Chiapas no cantamos mal las rancheras y en la actual administración de Rutilio Escandón Cadenas, éste ha aceptado la imposición de sus antecesores gobernadores, de su gente en cargos  claves de su gobierno, así como de los personajes favorecidos por AMLO como Salinas Pliego, quien por medio de su alfil el ex senador Luis Armando Melgar Bravo, ha incrustado a su hermano Yamil como secretario de Economía y del Trabajo, para proteger sus intereses como beneficiario de las concesiones mineras en la entidad, como en la costa del estado, donde ha empezado a explotar una mina de titanio que ya exporta a China desde Puerto Chiapas.

Recordemos que el títere bueno para nada de Yamil, pues nunca ha ejercido como abogado, fue impuesto por el entonces senador, en el pasado sexenio de Enrique Peña Nieto, como delegado en Chiapas, del Instituto Seguro Social, desde donde se dio el lujo de comprar de manera directa con los laboratorios, los medicamentos para abastecer a hospitales y clínicas del estado.

Emisarios del pasado que obedecen a sus amos y no a Rutilio, al que en lugar de ayudar obstruyen sus buenos propósitos de gobernante, por lo que bien haría en empezar a deshacerse de ellos, con lo que cancelaría compromisos con sus amigos ex gobernadores, y trabajar con gente más identificada a sus ideales como mandatario.

Chiapas y México no están más para experimentos y seguir la tendencia de más de lo mismo, de enriquecer a los más ricos en perjuicio de quienes están expuestos a vivir en la miseria, por el reparto injusto de la riqueza del país.

Andrés Manuel López Obrador debe recapacitar, no por lo que diga su dedito, sino por lo que le ordenen los ciudadanos de una nación harta de tanta demagogia, corrupción, inseguridad y violencia.

Quería AMLO el poder, ya lo tiene, gracias no a los 30 millones que votaron por él, sino por la decisión del traidor al PRI, Enrique Peña Nieto, que le entregó en bandeja de oro, con todo el financiamiento federal necesario, coordinado por el oportunista y trapecista de Manuel Velasco Coello, nuestro “flamante” senador que por fortuna lo mantienen en la congeladora dela Cámara Alta, sin duda en espera de una buena oportunidad para “reivindicarlo por los favores logrados a favor de MORENA”.

Hasta la próxima y recuerde que yo no escribo feo, sino diferente, como dice cuando canta, mi admirado compositor Martín Urieta.

SI NO QUE SE DEMUESTRE LO CONTRARIO…