JA Teline V - шаблон joomla Форекс
19
Thu, Sep
97 New Articles

EL DIVAN

Columnas
Typography

** La inseguridad en Tuxtla: amarillismo, “fake news” y otros datos **

( Primera de tres  partes )

1.- Amarillismo.

Los delitos menores en la calle ( como por ejemplo: un ladrón le quita el celular o una cadena de oro a una dama y se echa a correr ) siempre han ocurrrido en el primer cuadro de la ciudad capital de Chiapas.

Antes - es decir, en el antiguo régimen- esos delitos menores  solamente aparecían en la sección  de la “nota roja” en los diarios locales, mientras que en el caso de las redes sociales esos hurtos no pasaban de ser más que anécdotas urbanas chuscas.

Sin embargo, al finalizar el antiguo régimen ( el cual  era muy afecto a tapar mediáticamente sus deficiencias con jugosos contratos de publicidad a los diarios y con dádivas en efectivo a periodistas y “portaleros” del Internet) y al iniciar el nuevo gobierno municipal con una drástica política de austeridad ( léase:  recortes, tanto financieros como de personal, y  reducción del gasto en publicidad y difusión institucional) de pronto los periódicos  convirtieron los delitos menores,  en “delitos de alto impacto” social,  y esos hurtos  pasaron a ocupar un recuadro en portada con “cabezas” amarillistas.

En otras palabras, de unos cuantos granos de arena, los medios -sedientos de contratos de publicidad al estilo millonario del antiguo régimen- comenzaron a hacer montañas de lodo.

Y en su afán amarillista, los medios hasta le pusieron una cereza al pastel de lodo construido diariamente con sus “notas rojas” publicadas en  portada: el  “clamor ciudadano” (ajá) de que el alcalde tuxtleco Carlos Morales Vázquez “renuncie”, dizque por “inepto”, “insensible” y “pende...”.

El amarillismo con que los medios locales “trabajan”  la información cotidiana que se genera en el ámbito de la seguridad en la principal urbe del Estado de Chiapas, es un reflejo  del nulo compromiso de los diarios locales con la verdad y es también  la más cruda expresión de su absoluta falta de ética profesional.

La verdad social de la inseguridad en Tuxtla Gutiérrez no encuentra eco ni tiene lugar en unos medios tan pervertidos por el dinero público que a raudales recibían en el antiguo régimen, en especial en la capital Tuxtla Gutiérrez, donde el anterior alcalde, Fernando Castellanos Cal y Mayor, no conocía límites en el “arte” de comprar, callar y manipular a los directivos de los diarios locales, a los reporteros, a los columnistas y a los “portaleros” del Internet.

Mañaña, la segunda parte de esta serie de entregas de #ElDiván, con el abordaje de las mentadas “fake news”,  que a menudo pululan en las redes sociales en cuanto al tema de la inseguridad en Tuxtla Gutiérrez.

BALCON. Conspícuo habitante del aviario de #PajarosDeCuenta que el  ecologista ex #NumberOne creó - a costillas del erario, que ciertamente fue saqueado por esas aves maléficas- en su sexenio, Roberto Rubio Montejo es un verdadero prófugo de #ElAmate con fuero legislativo federal. Aparte de su pecaminosa fama personal ( algo así como el alegado papel rutilante #PrimerEspada del anterior #NumberOne), al actual diputado federal y encargado de la dirección estatal del PVEM en Chiapas se le señala con índice de fuego por los supuestos actos de corrupción que cometiera en su posición de Secretario Técnico del Gobierno del Estado en el sexenio anterior. Al respecto, hay que decir que para nadie en el primer círculo del ecologista ex #NumberOne, es un secreto que Roberto Rubio terminó el sexenio convertido en “nuevo rico”. Así las cosas, al menos por pudor y por prudencia política, Roberto Rubio debería abstenerse de los reflectores de la prensa local y guardar un bajo perfill, pero por lo visto el “favorito” del #PatrónMayor del sexenio pasado, es un fresco y un descarado, ya que Rubio Montejo está pagando notas en los diarios locales.Se trata de publicaciones baladíes,  donde el legislador federal color verde sale diciendo cualquier pendej...a propósito de algún tema público o político en boga en el momento. Al respecto, cabe preguntarse: ¿ Qué pensara el #GóberRuti del fatuo protagonismo mediático  de ese #PájaroDeCuentas llamado Roberto Rubio Montejo?. Es pregunta...Eso es todo.

EL DARDO. ¿Nombre del dueño de un importante diario de Chiapas que cobraba 300 mil mensuales por concepto de publicidad institucional con Fernando Castellanos Cal y Mayor en la Presidencia Municipal de Tuxtla Gutiérrez?. Un tip:  Es el mismo editor que literalmente quiso extorsionar al actual alcalde tuxtleco, exigiéndole a Carlos Morales Vázquez la friolera de medio millón de pesos mensuales, so pena de que si no se los daba, lo atacaría con saña todos los días en su rotativo.