JA Teline V - шаблон joomla Форекс
26
Sat, Sep
125 New Articles

Í N D I C E . . .

Columnas
Typography

LOS CÓMPLICES DE LA CUIJA VERDE…

Saqueo, rapiña, corrupción e impunidad…

Alberto Betancourt, en Obras Públicas…

“El Pijuy”, pájaro de cuentas en INIFECH…

Todo a la cuenta de Manuel Velasco…

(Tercera Parte)

LOS FORAJIDOS DEL SURESTE…

Se ha dicho hasta el cansancio y por todas partes, que Chiapas ha tenido muy mala suerte con sus gobernantes. Siempre se hace referencia a los tres últimos Gobernadores, pero se debe reconocer que esto viene desde muchos sexenios atrás y no solo del PRI, sino también del PRD, PAN, PT  y Verde Ecologista, que en indistintas ocasiones se han juntado para delinquir al amparo de la política y la administración pública.

En los tiempos del nuevo siglo, son a los tres últimos gobernadores: PABLO SALAZAR, JUAN SABINES y MANUEL VELASCO, los que traen en mente los chiapanecos por sus “mal comportamiento” e indicios de corrupción, que fue creciendo de uno a otro, desde el año 2000. Ya son 20 años de saqueo indiscriminado y las cosas siguen igual o peor, por la evolución de la corrupción e impunidad.

El “no pasa nada” es un aliciente de la clase política para seguir en la constante de “el que no transa, no avanza” y el  “pónganme donde hay, que de lo demás yo me encargo”. El saqueo y la rapiña han sido las insignias de los últimos tres gobiernos de Chiapas y con MANUEL VELASCO COELLO, las aguas de la corrupción se desbordaron. Solo hay que ver qué sucedió con los presupuestos destinados a la obra pública y la capacitación para el trabajo.

SOPyC, LA CUEVA DE CUATREROS…

Antes de iniciar este comentario sobre los dinero y las sustracciones del presupuesto en la dependencia encargada de la obra pública, quiero aclarar que “esto no es de ahora” ni tampoco en los últimos gobierno. Ya lo había dado a entender en un chascarrillo, el entonces Gobernador JUAN SABINES GUTIÉRREZ, cuando en un festejo del “Día del Caminero” el mesero le preguntó: ¿está rico el pollo, Señor?, a lo que el mandatario le contestó: ¿rico?, ¡riquísimo, el cabrón?. Se refería a su Secretario de Obras Públicas.

En la administración de JUAN JOSÉ SABINES GUERRERO, el Secretario de Obras Públicas fue RICARDO ALBERTO SERRANO PINO, a quien acusaron de corrupción y de habérsele descubierto unas cajas con un “millonario guardadito” escondido en un aljibe, por lo que cuando fue diputado local con las siglas del PRD, le acomodaron el apodo del “Señor de la Cisterna”.

En la administración de MANUEL VELASCO COELLO, “La Cuija Verde”, el primer Secretario de Infraestructura fue BAYARDO ROBLES RIQUÉ, el eterno candidato a la presidencia municipal de Tuxtla, al que le dieron de “premio de consolación”, de ser parte importante del gabinete del “imberbe caguengue”. Desde ahí, las cosas le cambiaron al arquitecto, al punto que se han hecho públicas sus propiedades inmobiliarias, ostentoso rancho y la supuesta riqueza bancaria.

En su momento se dio a conocer que durante la gestión de ROBLES RIQUÉ (8-Dic-2012 a marzo de 2016) la Auditoría Superior de la Federación detectó un desfalco por más de 7 mil millones de pesos, por lo que promovió el Amparo 254/2016 ante el Juez del Ramo Penal de Chiapa de Corzo.

En ese período en que BAYARDO ROBLES RIQUE fue el titular de la Secretaría de Infraestructura, apareció un personaje íntimamente ligado y  familiar del Gobernador MANUEL VELASCO, de nombre JUAN PABLO ORANTES CUELLO, a quien le dieron rienda suelta para hacer sus bissnes desde la Subsecretaría de Infraestructura Carretera. Los señalamientos mediáticos que pesan sobre este individuo son tajantes, pues se habla de un desvío por más de 2 mil millones de pesos, otorgamiento de obras a sus propias empresas constructoras, la exigencia de pagos por obras otorgadas de manera directa entre 20 y 30 por ciento del costo de la construcción respectiva.

Desde su aventura como funcionario de Obras Públicas, a JUAN PABLO ORANTES COELLO se le vinculó con las empresas, presuntamente de su propiedad, manejadas por prestanombres como: “Grupo Industrial CAMO”, “Constructora Montes Azules”, “Constructora de Desarrollo Urbano y de Servicio del Sureste”, “GAVT Iluminación”, ”Parachicos Construcciones”, “Grupo Vitre”, “Belsas Construcciones”, “Construcciones y Edificaciones Sector 7” y “Grupo Constructor Oxchuc”, en las que  tuvo la asesoría de su hermano, el Notario Público 136, ALEJANDRO ORANTES CUELLO, quien también está metido en actos fraudulentos y de corrupción notarial, como la venta de terrenos propiedad del Gobierno del Estado y el Ayuntamiento de Tuxtla Gutiérrez.

Otro personaje señalado de enriquecimiento desde la Secretaría de Infraestructura y Obras Públicas es JUAN PABLO MONTES DE OCA AVENDAÑO, actual diputado local en la LXVII Legislatura. En su tiempo y momento, alrededor de 420 contratistas integrados a diversas asociaciones de constructores del Estado,  exigieron la intervención de la Secretaría de la Función Pública el Órgano de Fiscalización del Congreso del Estado, la Procuraduría General de Justicia y la Auditoría Superior de la Federación para la aplicación de la ley por malversación y saqueo de recursos públicos del FONDEN, cometidos por JUAN PABLO MONTES DE OCA AVENDAÑO, quien fuera Subsecretario de Infraestructura y Carreteras Alimentadoras de la extinta Secretaría de Infraestructura y Obras Públicas del Estado en el gobierno de MANUEL VELASCO COELLO.

Solo para recordar que la Secretaría de Obras Públicas ha sido una cueva de forajidos, se menciona que JUAN PABLO MONTES DE OCA, presuntamente desvió  un promedio de 106 millones de pesos para su personal beneficio a través de sus ficticias empresas constructoras, como: ACSA y YALENCHEM, más otras cuatro administradas por  sus prestanombres, a las que denunciaron por haber dejado inconclusas las obras de 38 puentes en algunas regiones y municipios, pero cobradas y validadas por este mismo funcionario. Y eso es solo un ejemplo.

CORRUPCIÓN EN SOPyC E INIFECH…

La Secretaría de Obras Públicas ha sido la mina de oro más cotizada de cada sexenio, a lo mejor a la par con la de Salud. En este gobierno del GÜERO-Verde, a su primer titular BAYARDO ROBLES RIQUÉ, las cuentas le salieron “perfectas” para sus bolsillos, al igual que a su sucesor JORGE ALBERTO BETANCOURT ESPONDA y otros subalternos con poder que se hicieron millonarios, como JUAN PABLO ORANTES COELLO y el ahora diputado local, JUAN PABLO MONTES DE OCA AVENDAÑO, que se hincharon de dinero, presuntamente ilegal.

No es un secreto que MANUEL VELASCO COELLO tenía “socios” y “cómplices”, antes que colaboradores e integrantes del gabinete estatal. Eso fue BETANCOURT ESPONDA desde el Instituto de Infraestructura Física Educativa (INIFECH), donde se manejaron millonadas de pesos –al libre albedrío y de manera discrecional—para beneficio de ellos mismos, con la “tajada del león” para el Gobernador. Pero también a BETANCOURT se le acusó de haber dispuesto del presupuesto de la SOPyC para su enriquecimiento a través del otorgamiento de obras a sus propias constructoras, como el cobro del “diezmo” que se convirtió en 15 o 20 por ciento.

JORGE ALBERTO BETANCOURT ESPONDA es de los nuevos millonarios de Chiapas, con propiedades en ranchos, ganado, una abultada cuenta bancaria que no puede esconder y hasta se comenta que es dueño del equipo de fútbol profesional “Cafeteros de Chiapas” con el estadio “Víctor Manuel Reyna” en comodato. Hay el supuesto que una de las obras que más ganancias le dejó, fue el libramiento sur que va del aeropuerto “Ángel Albino Corzo” a las inmediaciones de Ocozocoautla, donde impuso a sus propias constructoras o las doce que tenía con presuntos prestanombres. 

Fue por eso que la dirección del INIFECH se la entregó posteriormente MANUEL VELASCO a uno de sus “favoritos” que había empezado el gobierno como asesor general y coordinador de gabinete. Me refiero a EDUARDO FRANCISCO ZENTENO NÚÑEZ, el “Pijuy”, mismo que fue nombrado delegado de SEDESOL de donde dispuso de manera fraudulenta los dineros para la campaña electoral del 2015, que le pagaron con una diputación federal a la que abdicó para hacerse cargo del manejo del  millonario presupuesto del INIFECH. Recuerdo que el mismo JORGE BETANCOURT me dejó a entender –a pregunta expresa—que ZENTENO NÚÑEZ había comprado muchos terrenos y que era sumamente millonario.

Los indicios de que “El Pijuy” EDUARDO FRANCISCO ZENTENO NUÑEZ está metido en un grave problema de corrupción fue el “exhorto” que le hicieron desde Palacio de Gobierno para que abdicara a la diputación local y se fuera del Estado. Primero lo enfermaron y luego lo destituyeron de la manera más diplomática posible de la LXVII Legislatura. Y lo de los millones de pesos del INIFECH que le achacan como desvíos a sus bolsas, se lo tienen que comprobar y de ser posible, ajustarle cuentas judiciales.

 Ya lo había dicho antes, que este tema del pillaje, saqueo, rapiña, violación a la ley, enriquecimiento escandaloso, corrupción e impunidad en el Gobierno de MANJUEL VELASCO COELLO, es largo, que necesita mucho espacio para explicarlo y que la historia se va escribiendo en cientos de cuartillas. Mañana la <<cuarta parte>>, porque los “presuntos implicados”, se cuentan por cientos…

Se acabó el mecate… Y ESTODO…