JA Teline V - шаблон joomla Форекс
19
Mon, Oct
144 New Articles

EN LA MIRA

Columnas
Typography

El nuevo partido de Elba Esther costará 40 mdp en 2020

Con la resolución del Tribunal Electoral que autoriza el registro del Partido Redes Sociales Progresistas (RSP), la controversial chiapaneca Elba Esther Gordillo no sólo tendrá la po-sibilidad de negociar candidaturas rumbo a los comicios de 2021, sino también podrá ac-ceder a un presupuesto de alrededor de 40 millones de pesos otorgados por el INE tan sólo para lo que resta del año.

Y es que, la noche del 14 de octubre los magistrados del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) revocaron la decisión tomada por el Instituto Nacional Electoral (INE) el pasado 4 de septiembre en la que rechazó considerar a RSP como par-tido político, y le ordenaron emitir un nuevo acuerdo para concederle el registro, sin más investigaciones.

De acuerdo con lo acreditado por el INE, dicha organización había quedado sólo con 3 asambleas válidas como resultado de diversas irregularidades relacionadas con aportacio-nes de agremiados al Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) y la en-trega de “dádivas”; lo que finalmente llevó a anular la mayor parte de esos eventos consti-tutivos.

Según el INE, Redes Sociales Progresistas, fuerza que encabeza el yerno de Gordillo tu-vo amplia participación de afiliados del SNTE, pues se comprobó que 86 por ciento de quienes encabezaron asambleas de constitución como partido, 66 por ciento de quienes afiliaron militantes y un alto porcentaje de quienes financiaron a esa organización son in-tegrantes de ese sindicato.

Las aportaciones de agremiados al SNTE representaron el 56 por ciento de los recursos que obtuvo la organización, por lo que existió injerencia definitiva del sindicato en la constitución de RSP como partido político. Pero nada de eso fue suficiente para los ma-gistrados, el TEPJF terminó revocando diversos criterios del INE, desestimando por completo la supuesta intervención del SNTE en las tareas constitutivas del partido.

No fue una tarea nueva para Elba Esther. Lo hizo en 2005 para la creación del Partido Nueva Alianza (PANAL), cuando utilizó a la entonces Asociación Ciudadana del Magiste-rio, creada por el mismo Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, para el re-clutamiento de militantes y la integración de otras fuerzas sociales. Sin embargo, la histo-ria de traiciones y desgracia para Gordillo Morales con el triunfo de Peña Nieto es ya del conocimiento de todos.

Redes Sociales Progresistas no es más que el resurgimiento de Nueva Alianza, confor-mado mediante el bloque operativo que la ex lideresa magisterial aún tiene dentro del SNTE. Ahora dirigido por su yerno, Fernando González y su nieto René Fujiwara, el nue-vo partido del Elba Esther no representa más que los mismos intereses de grupo, con los mismos rostros de siempre y la ambición desmedida de la misma figura central.

En Chiapas la coordinación está a cargo de viejos conocidos como el ex secretario de Educación Ricardo Aguilar Gordillo, identificado por sus turbios antecedentes y vinculaciones con Juan Sabi-nes y Manuel Velasco. Son pues personajes de la vieja política nacional que ahora buscan resur-gir al amparo de la Cuarta Transformación y, muy al pesar de todos nosotros, tendrán que ser financiados con el dinero de las y los mexicanos… así las cosas.