JA Teline V - шаблон joomla Форекс
24
Mon, Sep
128 New Articles

En Chiapas se tiene una larga historia de prácticas y pautas culturales de impunidad y corrupción, lo que genera que esta situación difícilmente vaya a cambiar sólo con el discurso del gobernante. La postura de aplicación de la ley sin restricciones resulta una falsedad, debido a las condiciones de impunidad que imperan, donde el castigo significa acabar con los privilegios de la clase política y la sanción a una serie de funcionarios que se enriquecieron en el desempeño de sus funciones, comenzando con la figura de los últimos gobernadores de la entidad.

San Cristóbal de Las Casas es un importante lugar turístico en el país, con bastante visitantes europeos. Por lo mismo, debiera existir la preocupación gubernamental de garantizar la seguridad de la ciudad, como un mecanismo que permita un incremento del turismo, pero tal parece que eso no ha sido entendido por las autoridades, que han convertido en este lugar batallas campales entre grupos por el control de los mercados, del ambulataje, de los taxis piratas, del agua, y se ha tolerado a grupos delincuenciales como el de los motonetos, que han impuesto sus condiciones en la calles de San Cristóbal.

Para reducir las condiciones de pobreza en México y lograr el cumplimiento de los compromisos contraídos por el presidente electo, el país debe de tener un crecimiento económico mínimo del 6% sostenido durante varios años. Sin embargo para Chiapas, el crecimiento debe ser superior del 8%, situación que resulta prácticamente imposible de alcanzar por los indicadores de rezago que padece.

El gobierno de Manuel Velasco está siendo sometido a un golpeteo mediático, en el que lleva varias semanas en el top ten de los políticos más golpeados en el país, debido a garrafales errores cometidos en un ejercicio del poder sin brújula.

Los últimos gobiernos le hicieron un daño terrible a la entidad. Primero degradaron la política y con ello degradaron a los partidos, a las organizaciones sociales y al gobierno mismo. Luego hicieron que las dádivas económicas sacrificaran los derechos políticos y civiles de la población y lograron que los resultados electorales se definiera por la población que vive en mayores condiciones de vulnerabilidad, donde a través de la compra del voto se han definido a los triunfadores de las contiendas electorales, lo que evidencia la falsedad de las elecciones libres en Chiapas...

En los dos últimos gobiernos en Chiapas se ejerció un presupuesto alrededor de los 750 mil millones de pesos. Este monto, si se hubiera ejercido con la eficacia debida, era más que suficiente para haber transformado el rostro de Chiapas, pero prevaleció la irresponsabilidad, el despilfarro y la corrupción. A punto tal, que se empeoró en todos los indicadores del Índice de Desarrollo Humano y hoy la entidad se encuentra en las mismas condiciones de pobreza del África Subsahariana. 

En el municipio de Huitiupán existe una importante tradición de lucha política. A Principios del año de 1977 ahí  inició el camino de la lucha por la tierra y se presentó la primer invasión de una propiedad, que tuvo como propósito el de recuperar las tierras de los pueblos indígenas que se encontraban en posesión de rancheros en la región. Con la primer invasión promovida por habitantes del ejido Lázaro Cárdenas, se generó una ola de invasiones de plantaciones cafetaleras, promovidas por peones acasillados que estaban vinculados a la CIOAC.

Transcurrió ya una semana de la decisión del senado en contra de la población chiapaneca, al haber otorgado una licencia a Manuel Velasco Coello violando el propio reglamento de la cámara y las críticas a ese acto continúan en los medios nacionales.

Los Pueblos originarios en México viven una discriminación estructural y además padecen una desventaja social, política y económica frente al resto de la población. Esto ha originado que históricamente se les haya menoscabado el reconocimiento como sujetos de derecho y que de manera vertical se les haya impuesto condiciones y políticas para el desarrollo.

Ayer en Palenque Andrés Manuel López Obrador dio a conocer el proyecto de construcción del Tren Maya. Ahí el presidente electo aseveró que ya se tiene el derecho de vía y el acuerdo con las comunidades y ejidatarios para la construcción del tren.

Durante más de 8 décadas a la población mexicana se le expropió su facultad de elección y por ende, del ejercicio democrático. En 1928 se creó un partido hegemónico y se constituyó después un sistema de partidos simulado, en donde el que ganaba todos los cargos de elección popular era siempre el mismo partido.

El ingeniero Gonzalo Martínez Corbalá fue un político identificado con el ala de la izquierda del PRI. En su desempeño, fue embajador en Cuba y en Chile, y a él le tocó brindar la solidaridad y apoyo del gobierno de México en el golpe militar que sufriera el Dr. Salvador Allende. En uno de sus encargos políticos, tuvo como secretario particular a un joven de nombre Carlos Salinas de Gortari, quien a principios de los años noventa, siendo presidente de la república le concedió el honor de ser gobernador interino de su Estado natal, San Luis Potosí.

Ayer Manuel Velasco se convirtió en el personaje político de la polémica en medios nacionales, medios locales y redes sociales. El motivo se debió a la aprobación de la licencia como senador de la república.

¿A quién se le ocurrió la estrategia de promover el retorno de Manuel Velasco a la gubernatura? ¿Quién en su sano juicio busca construir respaldo ciudadano para que continúe en Chiapas un malogrado gobierno? ¿Quién vendió la idea de organizar mítines de respaldo a Manuel Velasco utilizando a grupos en condiciones de vulnerabilidad, que carecen de representatividad alguna? ¿Con qué fin filtran notas y comentarios justificando la legalidad del retorno de Manuel Velasco en espacios periodísticos que pocos leen y que carecen de credibilidad?

La situación de Chiapas no puede ser más caótica de lo que está, pues en este momento no sólo existe una sociedad fragmentada sino que está polarizada y en muchas comunidades con una población confrontada, lo que implica un gran esfuerzo para implementar un cultura de paz, que abra las posibilidades de convivencia en el mismo espacio del territorio. Sin embargo,  en lugar de atender estas deficiencias, hoy nos encontramos en una dinámica de defensa para impedir un nuevo atropello, como es el posible retorno a la gubernatura de Manuel Velasco, quien ha sido un factor decisivo del caos que se vive en la entidad.

Lo paradójico en Chiapas es que el Congreso Local aprobó una reforma que buscaba mejorar un procedimiento para determinar las ausencias del gobernador y ésta se convirtió en una reforma a modo para posibilitar el fraude a la ley, para demostrar la desviación del poder y para asegurar la prevalencia del abuso del poder en Chiapas, en donde se otorgan todas las facilidades para que Manuel Velasco Coello vuelva a desempeñar el cargo de gobernador, contraviniendo las disposiciones del artículo 116 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

Manuel Velasco se ganó el repudio de la población chiapaneca. En dos actos públicos recientes: uno, en la cabecera del municipio de Oxchuc y el otro, en instalaciones de la UNACH su presencia fue abucheada. Sin ningún respeto a su investidura, al gobernador le gritaron primero asesino y luego ratero.

Manuel Velasco solicitó licencia definitiva del cargo de gobernador pero deja convertida a la política en Chiapas en un verdadero cochinero, lo que confirma la afirmación que en reiteradas ocasiones se ha señalado en estas páginas: la administración encabezada por Velasco Coello representa la versión más acabada del gobierno de la coprocracia.

Suscribete a través de nuestro servicio de suscripción de correo electrónico gratuito para recibir notificaciones cuando hay nueva información disponible.