JA Teline V - шаблон joomla Форекс
24
Mon, Sep
128 New Articles

El rechazo generalizado a Manuel Velasco

Editorial
Typography

Lo paradójico en Chiapas es que el Congreso Local aprobó una reforma que buscaba mejorar un procedimiento para determinar las ausencias del gobernador y ésta se convirtió en una reforma a modo para posibilitar el fraude a la ley, para demostrar la desviación del poder y para asegurar la prevalencia del abuso del poder en Chiapas, en donde se otorgan todas las facilidades para que Manuel Velasco Coello vuelva a desempeñar el cargo de gobernador, contraviniendo las disposiciones del artículo 116 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

 

El interés de Velasco Coello de concluir los seis años por el que fue electo no es el de servir a Chiapas, pues desde el primer día de su toma de posesión se desentendió de la responsabilidad de gobernador y jamás desempeñó el cargo como tal, siempre otros, junto con su mamá, tomaron las decisiones políticas, hasta convertir en un cochinero el ejercicio del poder en la entidad. La mejor muestra de que Chiapas nunca le importó es que ya no vivía en el Estado y ni siquiera tiene una vivienda en Tuxtla Gutiérrez.

Realmente el único interés de Manuel Velasco en seguir manteniendo el cargo de gobernador es el de permanecer como presidente de la CONAGO, lo que le permite interactuar en diferentes asuntos políticos, con el fin de domesticar a los gobernadores del PRI y del PAN a los designios de López Obrador.

La decisión manifiesta de Manuel Velasco de solicitar licencia al senado para ocupar nuevamente el cargo de gobernador, exacerbó los ánimos en la población, en la que públicamente se hace patente el rechazo a tan gris personaje, que ya es considerado en el peor gobernante de la historia de Chiapas.

Los resultados de la gestión del gobierno en Chiapas son patéticos: está reprobado en todos los indicadores del semáforo económico, algo que ni siquiera se vivió en el gobierno de Juan Sabines, que fue francamente malo, pero que lo supera con creces el gobierno de Velasco Coello.

Producto de la inacción gubernamental y de la ineficacia en el diseño de políticas públicas, Manuel Velasco tiene un 7 % de aprobación a su gobierno, situación que evidencia el rechazo popular que hay en Chiapas a su persona. Pero Manuel Velasco carga con otros indicadores todavía peores en la evaluación que se hizo de su gestión gubernamental. En el índice de confianza del sector empresarial Velasco Coello tiene el 5 %, lo que lo pone en la lona como promotor del desarrollo. Pero la peor evaluación la tiene en el combate a la corrupción, en donde sólo el 0.9 % considera que ha disminuido la corrupción en este gobierno.

Velasco Coello no tiene ni un solo logro positivo en sus seis años de administración, como para que la población chiapaneca aplaude su regreso. Al contrario, el rechazo está generalizado y el nuevo gobierno en la entidad está corriendo el riesgo que el malestar de la población se convierta en protesta, lo que va a empeorar aún más las pobrísimas condiciones de gobernabilidad que hay en la entidad.