JA Teline V - шаблон joomla Форекс
17
Sat, Nov
135 New Articles

Los derechos de la caravana de migrantes hondureños

Editorial
Typography

Los migrante son sujetos de derechos y por lo tanto tienen la posibilidad de construir un proyecto de vida digna en el lugar en que se encuentren.

 

Sin embargo las sociedades de frontera suelen desarrollar un espíritu xenofóbico y esa percepción es lo que les dificulta entender los principios de la universalidad y la exigibilidad de los derechos humanos.

Hoy día existen estudios que muestran que la migración internacional contemporánea es una actividad riesgosa, que en muchas situaciones conduce a situaciones de falta de protección y a la vulnerabilidad personal. En su largo peregrinar los migrantes internacionales sufren agresiones policíacas, abusos de los grupos delincuenciales, violencia y engaños en los casos de trata, amenazas a la integridad física, explotación, discriminación, intolerancia, xenofobia, en algunas circunstancias pérdida de vida o son criminalizados y en los casos de las mujeres sufren violaciones.

Todas estas circunstancias son retos y desafíos que los migrantes tienen que enfrentar, pues finalmente ellos van en busca de un sueño que les permita superar las condiciones de vida que tienen en su lugar de origen, y eso es lo que los impulsa a cruzar cualquier río, montaña o muro que se interpone en el camino para alcanzar el sueño de un futuro promisorio.

Las condiciones de pobreza y violencia han hecho que la migración se constituya en la única opción para personas y colectivos, debido a que se tiene la certeza que cualquiera que sea el destino, les va a permitir mejores condiciones que las que tienen  en su lugar de origen.

En el largo caminar sin muchas alternativas, a los migrantes, se les vulnera la dignidad humana, misma que se fundamenta en la libertad y la igualdad,  y se les cancelan derechos humanos, lo que les dificulta poner en marcha proyectos de vida parciales en otro país en donde no son considerados como sujetos de derechos. 

Sin duda las naciones en el marco de la soberanía establecen criterios y restricciones para el ingreso de personas en los países. La aplicación estricta de estas condiciones genera y justifica medidas que son violatorias a la universalización de los derechos humanos. Máxime si las restricciones impuestas se deben a cuestiones de seguridad, y que a que estas situaciones se les de una respuesta policial y no una de carácter humanitario, como viene sucediendo con la política migratoria en los Estados Unidos y que los países centroamericanos y México sean presionados para imponer criterios policiales a la migración.

La caravana de hondureños en la frontera sur del país obliga a México al cumplimiento de los acuerdos internacionales en el marco del derecho internacional humanitario. Postura que ha sido asumida con claridad por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, pero que no ha sido suficientemente elaborada hacia la población, que percibe a esta migración como una amenaza y no como una oportunidad que permita definir las políticas de tránsito de los migrantes a quienes no se les debe menoscabar sus derechos.