JA Teline V - шаблон joomla Форекс
17
Sat, Nov
129 New Articles

Las dificultades para el nuevo gobierno

Editorial
Typography

Se agudizan los conflictos y problemas en Chiapas en los últimos días del actual gobierno. En San Juan Chamula un grupo de pobladores desconocen al gobierno municipal, que aún no cumple ni el mes en funciones y designan a un concejo municipal presidido por el candidato del PRI, que perdió las elecciones el 1 de julio.

 

El problema de los desplazados no solo no se atiende sino que permanecen vigentes las causas y condiciones que generan las expulsiones, lo que significa que en el próximo gobierno se continuarán presentado desplazamientos forzados. Lo grave de este asunto es que los grupos de desplazados que se han manifestado afuera del palacio de gobierno y del Congreso Local no representan ni el 1% del total de desplazados que hay en Chiapas, que se calcula entre 50 y 90 mil personas desplazadas.

Junto a estos conflictos se da el asesinato del comisariado ejidal de Chavajebal, del municipio El Bosque, cuya comunidad representa un enclave del EZLN, donde en los 90s se ubicaba el municipio autónomo zapatista, que fue desmantelado con violencia en el gobierno de Roberto Albores Guillén.

Asimismo el próximo gobierno heredará los problemas universitarios ocasionados por el intervencionismo gubernamental en la designación de las autoridades universitarias, en la que resulta evidente el desprecio que se ha tenido en los últimos gobiernos hacia el trabajo universitario.

Ahora mismo la UNICACH se encuentra en un paro laboral encabezado por el sindicato de trabajadores administrativos, que pone en riesgo la vida académica de la institución y la UNACH se encuentra en una encrucijada en la designación de rector, en donde los dados están cargados para que haya una imposición de un candidato externo a la universidad y ajeno al trabajo universitario. Lo que desde ahora reproduce en el  nuevo gobierno el desprecio al trabajo intelectual, que a pesar y en ocasiones en contra de las autoridades, todavía se realiza en las universidades

Desafortunadamente Chiapas ha sido gobernada bajo una visión patrimonialista, en donde la única voz que cuenta es la del gobernador, en donde suele mencionarse que en la entidad ni siquiera las hojas de los árboles se mueven sin la autorización del gobernante. Situación que hace poco funcional a las instituciones y que cancela la división de poderes y las posibilidades de construir un proyecto que fomente la vida democrática.

En Chiapas difícilmente se va a cambiar la visión patrimonialista de gobierno y peor aún, se corre el riesgo en que la situación empeore por las ocurrencias de acciones de gobierno que se anuncian para Chiapas desde el gobierno federal, que se proponen sin el diagnóstico y sin los estudios de factibilidad y por la carencia de proyectos locales por parte del gobierno estatal, que con mucha anticipación declaró plegarse a las políticas federales, lo que resta la posibilidad de que pueda llegar a concretarse una voluntad de gobierno que responda a los intereses de la población.