JA Teline V - шаблон joomla Форекс
25
Tue, Jun
164 New Articles

Cuidado con la inseguridad

Editorial
Typography

El problema de Chiapas en los últimos años ha sido el de la gobernabilidad; los conflictos, la violencia, las movilizaciones, el cierre de carreteras, las tomas de instalaciones y plantones afuera del palacio del gobierno se hicieron tan recurrentes, que los funcionarios y gobernantes asumieron una actitud de indiferencia.

 

Pero ahora se corre el riesgo, que con este gobierno, además de los problemas de gobernabilidad se recrudezcan los problemas de inseguridad. La situación que se está viviendo en estos momentos en la región centro son de alerta máxima: Hubo un secuestro que terminó en homicidio; una joven sufre un intento de asalto en la carretera Chicoasén San Fernando y los delincuentes le disparan y la víctima fallece horas después en el hospital; hay dos profesores desaparecidos; y en la sin razón de la justica, los padres de una joven asesinada exigen a la fiscalía que investigue, que se deje de proteger a los responsables y que ese crimen no quede sin castigo.

Ya se ha reiterado en otras ocasiones que los problemas de gobernabilidad son solucionables, pero los problemas de inseguridad, cuando se aposentan en un territorio suelen ser de mayor permanencia. Por eso preocupa esa ola de sucesos que llena de indignación a la población. Sobre todo porque crímenes sin castigo dañan a toda la sociedad porque se envían mensajes delicados de impunidad.

Sin embargo también preocupa una actividad reiterada de las fiscalías en el país que suelen construir chivos expiatorios. Inventan móviles y crean culpables de la noche a la mañana e inocentes son tratados como criminales. Esa es una historia que viven familias chiapanecas, que sufren la responsabilidad y el señalamiento social de hechos delictivos que sus familiares nunca cometieron. El caso más reciente es el asesinato del líder de la organización MOCRI EZ, donde en aras de proteger al verdadero asesino se procesó a un inocente y un juez de consigna, que debiera ser sancionado por su ligereza, dictó sentencia condenatoria, sin tener ninguna prueba que justificara su felonía De allí que nuevamente se presente el dilema de dejar libre a un culpable y el de condenar a un inocente..

Esto viene al caso porque ayer la fiscalía presentó, a horas del suceso y con una eficacia que se vuelve sospechosa, a los presuntos culpables del secuestro y homicidio cometido en Chiapa de Corzo, por lo que no está demás exigir que los procesados sean producto de una investigación policíaca, que demuestre la culpabilidad y no a través de la fabricación de culpables.

La responsabilidad de la seguridad pública es del Estado, por eso se debe exigir garantías de eficacia en el marco de la ley, y no acciones mediáticas en el que se anuncian reuniones con el gabinete y se difunden las fotos, pero la inseguridad continúa creciendo, en donde se pone en riesgo no sólo la seguridad ciudadana sino también la los bienes y la propiedad.