JA Teline V - шаблон joomla Форекс
13
Wed, Nov
120 New Articles

La delincuencia organizada en la fiscalía

Editorial
Typography

Es una historia común que elementos de los cuerpos de seguridad participen en bandas de asaltantes con una impunidad escalofriante. Estos sucesos nada nuevos, fueron narrados en el siglo XIX por el escritor Manuel Payno, en su novela histórica Los Bandidos de Río Frío.

Este comentario viene a cuenta, debido a que en las redes sociales se exhibe un video, donde se observa un asalto en el que participan presuntos miembros de la fiscalía de alto impacto. De ser ciertos estos hechos, la situación del fiscal general, Jorge Luis Llaven Abarca se hace insostenible, pues quedaría demostrado que la fiscalía no protege a la delincuencia organizada sino que de adentro de la fiscalía opera la delincuencia organizada.

Las irregularidades en la que están involucrados elementos de la fiscalía de alto impacto son muchas. Aquí se han narrado más de una vez, el montaje orquestado por el propio fiscal de alto impacto para imputar responsabilidad a un inocente, que fue sacado por la fuerza de su casa por elementos de la fiscalía y después inventaron que había sido detenido en flagrancia en un asalto a una gasolinera. El caso se vino abajo porque los familiares presentaron un video que muestra que el imputado fue sacado de su casa, en donde se observa la participación del propio fiscal de alto impacto. Ante esas evidencias el juez de control dictó la no vinculación a proceso y ordenó a la fiscalía la investigación por alegada tortura, sin que el fiscal general haya realizado investigación alguna y los elementos participantes en esa violación a derechos humanos continúan laborando en esa dependencia.

El asalto en el que se denuncia la participación de elementos de la fiscalía fue perpetrado a un trabajador, quien llevaba más de un millón de pesos de una empresa gasolinera, que iba a ser depositado y que pese a la denuncia en la fiscalía general se guarda un sepulcral silencio y se encubre a los presuntos responsables.

Lo paradójico de esta situación, es que el fiscal Llaven Abarca mantiene una campaña mediática en la que se promociona como el funcionario de mayor eficiencia de la actual administración y guarda mutis sobre este caso. Inclusive en su campaña de promoción, presume que en los delitos relevantes cometidos en la entidad se han aprehendido a los responsables, mismos que se encuentran confesos en el reclusorio y en los boletines, en el que se celebran sus “éxitos” concluyen con la redacción siguiente: “La Fiscalía General del Estado, que encabeza Jorge Luis Llaven Abarca, refrenda su compromiso con las y los chiapanecos de garantizar el Estado de derecho y reitera que ninguna conducta antisocial quedará impune”.

Este escándalo en ciernes no es un asunto menor, pues golpea directamente a la credibilidad de la campaña anticorrupción emprendida por la presidencia de la república y replicada por el gobierno de Chiapas, en la que el fiscal Llaven Abarca juega un papel relevante y en la que se espera, que la conducta antisocial con la que se comporta los funcionarios de la fiscalía de alto impacto no quede impune.