JA Teline V - шаблон joomla Форекс
23
Mon, Sep
95 New Articles

Rutilio Escandón el acto contra sí mismo

Editorial
Typography

La inoperancia política de los funcionarios en Chiapas y la incapacidad para construir acuerdos con los maestros de la CNTE, así como con los estudiantes de las escuelas normales, produjo una pérdida de autoridad del Estado, que evidencia su fragilidad y su incompetencia.

El gobierno de Rutilio Escandón lleva seis meses sin poder construir acuerdos con los maestros, en el que el gobierno federal les concedió todo y aún así continúan los  desencuentros con la dirigencia de la CNTE. El origen de este diferendo está en el desconocimiento que tiene sobre el movimiento magisterial, la secretaria de educación en la entidad.

Al inicio de la administración, a la secretaria de educación se le hizo fácil ignorar a la dirigencia de la sección 7 y se negó a recibirlos. En el extremo de su desconocimiento, la secretaria se sentó a negociar con la delegación especial del sindicato nacional, lo que produjo, sobre la base de los hechos, el desconocimiento de la representación legítima que tiene el comité de la sección que encabeza el Profr. Pedro Gómez Bámaca.

La respuesta de la CNTE no se hizo esperar, rechazó la figura de la secretaria de educación y solicitó al gobierno la renuncia de la funcionaria. Bajo este panorama, el desencuentro del gobernador Rutilio Escandón con la CNTE no podía tener un origen más banal, que la falta de tacto político de una funcionaria que desconoce el entripado del área más complicada de las oficinas del gobierno. En el que toma la desafortunada decisión de no acordar con un dirigente, que ha sido atendido personalmente por el presidente de la república.

Los errores de la administración continúan cuando el secretario de gobierno se deja asesorar de la peor rata del albañal que representa el sindicato nacional de los maestros, en el que se define un plan para desarticular a la CNTE. El plan tiene tres estrategias: desprestigiar mediáticamente a la CNTE y sus intenciones de iniciar el paro de labores; promover la confrontación de los padres de familia con los maestros; y, a través de la fiscalía, fabricarle delitos a la dirigencia y filtrar en la redes sociales la posible aprehensión de los líderes.

Todo este plan es un acto irresponsable de provocación y generación de violencia en las escuelas y comunidades, que es promovido directamente por el gobierno de Rutilio Escandón que no sabe cómo construir acuerdos con el magisterio. Lo más grave, es que desde la ausencia de materia gris promueven en el municipio de Zinacantán, que las comunidades se pronunciaran por el cierre de las instalaciones de la escuela normal Jacinto Canek, en una clara violación a los derechos humanos, en el que los afectados pueden acudir al amparo, y en el que caso que lo hagan, la autoridad judicial va a terminar resolviendo a favor del funcionamiento de la escuela y la administración de Rutilio Escandón tendrá que ejecutar la sentencia y pagar los costos de un enfrentamiento en la comunidad.

Situación familiar se puede vivir en miles de comunidades chiapanecas, que ante la ausencia de gobierno y la desatención total de las demandas, terminarán aliados al movimiento magisterial. En este sentido, el juego que viene jugando la administración de Rutilio se llama construir el acto contra sí mismo.