JA Teline V - шаблон joomla Форекс
29
Fri, May
142 New Articles

Se multiplican los contagios

Editorial
Typography

El crecimiento en los últimos días en el número de contagios del coronavirus en  Chiapas, muestra que la crisis sanitaria está desbordada y todo hace prever  que la realidad de las personas portadoras del virus es muy superior a lo que reportan las autoridades; que durante semanas tuvieron un discurso triunfalista, en el que presumían que Chiapas era la entidad con menos contagios y hoy se observa que la ausencia de medidas preventivas sitúa a la población en un riesgo mayor.

El gobierno en su irresponsabilidad al no enfrentar sus obligaciones de protección y de promoción de derechos busca trasladar la responsabilidad del combate al virus a la población y así lo repiten muchos de sus publicistas, pasando por alto que es el Estado el único organismo con la capacidad y los recursos suficientes para controlar la masificación de la pandemia; si el Estado no interviene con la fuerza y todos los recursos a su alcance la sociedad no lo podrá hacer y lamentablemente se pagarán los costos con vidas humanas ocasionada por las indecisiones políticas.

En muchas entidades los gobiernos tomaron al margen del gobierno federal previsiones y crearon mecanismos de apoyo y de estímulos fiscales, para evitar el cierre de empresas, el despido de los trabajadores y el apoyo con alimentos a los grupos de población con mayor vulnerabilidad. Sorprende que en estos esfuerzos de gobiernos estatales, en Chiapas no exista ninguna medida al respecto y queda claro que no se van a promulgar ningún tipo de estímulos, en virtud de que el gobernador aún no ha dimensionado las consecuencias de sus indecisiones.

En Chiapas se ha reiterado en infinidad de ocasiones que no hay gobierno. Hay un gobernador alejado de los problemas sociales de la población, que ignora las condiciones que tiene Chiapas, que está rodeado de una pléyade de funcionarios que ya demostraron su nivel de incompetencia y que solo añora los aplausos. En los 16 meses que lleva la administración el gobernador Rutilio Escandón ya tiró a la borda la poca legitimidad que le quedaba y al concluir la crisis de salud se le van a desbordar los problemas económicos y sociales y ya demostró que no tiene las habilidades para tomar decisiones en tiempos de crisis.

Chiapas está en ruinas, con graves problemas de gobernabilidad, con síntomas peligrosos de violencia y una población polarizada por los conflictos. La crisis que se está viviendo debiera de unir a la población chiapaneca para superar los problemas presentes y los que se avecinan, pero eso no lo percibe el gobernador, que vive en un mundo feliz y ausente, dominado por sus rencores y alejado de las grandes necesidades de Chiapas.

Son muchas las voces que le reclaman al gobernador que defina y elabore una política anticrisis, pero él se mantiene inalterable, sin entender la magnitud de los problemas que se le avecinan, con un presupuesto superior a los 95 mil millones de pesos que fueron programados para una realidad que la pandemia transformó y que no quiere modificar partidas que le permitan destinar recursos suficientes para los grupos población, que por sus condiciones económicas y su empleo en la informalidad, no pueden cumplir con la disposición de quedarse en casa.

El gobierno de Rutilio Escandón se desentendió de sus obligaciones constitucionales y de la responsabilidad social del Estado.