JA Teline V - шаблон joomla Форекс
10
Fri, Jul
118 New Articles

El gobierno por videomensajes

Editorial
Typography

La crisis sanitaria mostró la poca capacidad de respuesta del sistema de salud y evidenció la dificultad que tiene el gobernador para tomar decisiones. Lo que inició como una crisis de salud, se trasladó a una crisis económica y ahora se prefigura como una crisis política, en donde se terminó dando preferencia al manejo y triunfo electoral, a salvar vidas y evitar la propalación de los contagios por Covid 19.

Rutilio Escandón en tan solo 18 meses de su gestión, ya demostró con creces que a Chiapas le puede ir todavía peor que en los gobiernos anteriores, pues carece de proyectos, no tiene idea de cual es el papel del Estado, carece de colaboradores, evidencia su falta de conocimientos jurídicos y promueve la corrupción con mayor vehemencia que en los tiempos del PRI.

Rutilio tiene una grave confusión sobre el papel de gobernar, ahora se dedica a grabar videos, en donde difunde falsedades sobre los resultados de las acciones de la administración, y continúa sin asumir compromisos y tomar las decisiones claves  para enderezar el barco que se encuentra anegado y con ello prácticamente renunció a las responsabilidades constitucionales que implican gobernar.

En esta pandemia el gobierno rechazó a su obligación de proteger, respetar, promover y garantizar la salud de la población, que aún se encuentra en riesgo debido a que el Estado retiró su estructura hospitalaria, en aras de la apertura económica, y dejó de atender a los miles de contagiados en la población, que por cientos están falleciendo sin la ayuda  gubernamental, que tiene a un charlatán como encargado de la de salud.

Por el ocultamiento de la información se desconoce la magnitud de fallecidos por causas relacionadas por el Covid 19, pero en Tapachula se habla de más de 30 diarios y en Tuxtla de más de 100 fallecimientos, que pueden ser imputados a la irresponsabilidad de los funcionarios, que decidieron acabar con la pandemia por decreto, y para ello dejaron de admitir a personas graves que fallecieron en su casa, pero hay escenas en las redes sociales, que muestran que lo hicieron afuera de los hospitales Covid. Todas estas irresponsabilidades encajan en el delito de homicidio por comisión de omisión, que puede llevar a prisión al gobernador y al secretario de salud, a partir de que los familiares de las víctimas decidan judicializar la desatención de los servicios de salud en sus familiares, al punto que terminó produciendo la muerte.

El gobierno de Rutilio Escandón no está funcionando y no se ven visos que esta situación vaya a cambiar.