JA Teline V - шаблон joomla Форекс
08
Sat, Aug
123 New Articles

¿Por qué criminalizar a un médico?

Editorial
Typography

Los funcionarios del gobierno que se autonombran de la cuarta transformación, no quieren entender que el ejercicio del poder en el gobierno implica a su vez algunas pérdidas de derechos, el principal de éstos, sin duda, viene siendo el derecho de tener enemigos o el de convertir asuntos personales en cuestión de Estado, y esta pérdida se debe precisamente a que no se puede utilizar el poder del Estado para realizar ajustes de cuentas o para dirimir los asuntos personales.

Todo esto viene a cuenta porque resulta inentendible lo que está pasando en Chiapas, en el que se viene utilizando el poder del aparato estatal para criminalizar al Dr. Gerardo Grajales Yuca, a quien primero se le acusa de abuso de autoridad y luego se le orquesta una campaña mediática, en el que desde la fiscalía se realizan amenazas a médicos y personal del hospital para que denuncien que este médico realizaba cobros a pacientes enfermos de Covid 19. Lo que sorprende es que la orden vino directamente del gobernador y el fiscal le da cumplimiento de la única manera que sabe, atropellando derechos y violando las leyes.

¿Cuál es el mar de fondo en este conflicto sin sentido que entraña una movilización social y la amenaza sindical de paralizar el sistema de salud de Chiapas? ¿Por qué de pronto el gobernador tomó una decisión drástica de castigar y criminalizar a un médico en una muestra clara de poder? ¿Qué otro tipo de agravio permanece oculta en la conducta del médico para que de pronto haya una respuesta que implica la fuerza del Estado?

La experiencia de situaciones similares como lo que se está viviendo, han sido resultado de condiciones personales que terminaron provocando conflicto mayores. Lo grave de todo esto es que el gobernador dio instrucciones del uso del aparato público para satisfacer su molestia personal, y con ello solo demuestra el abuso de poder, que paradójicamente es el mismo delito fincado inicialmente que produjo la detención del médico. El problema es que no es la primera vez en que el gobernador reacciona con esta conducta de atropellos, lo mimo sucedió en el conflicto de índole privado de su hija que se convirtió en escándalo público y la respuesta fue la de inventar delitos para la detención del culpable de los agravios a su persona y al poder que representa.

Este tipo de reacciones dominada por emociones no corresponden con el nivel de madurez que debe mostrar en sus decisiones un gobernante. Más bien son arrebatos que denotan fragilidad, y que despiertan sospecha del por qué hacer grande un problema que carece de importancia, cuando hay muchos pendientes que ponen en riesgo la gobernabilidad del Estado y el gobernador Rutilio Escandón no hace mutis por resolverlos, dejándose llevar por su indiferencia.

En Chiapas hay un déficit enorme de gobierno. En Chiapas hay muchos ejemplos de la falta de firmeza en la toma de decisiones, y en la crisis sanitaria que se está viviendo han habido miles de muertos, aunque el gobierno estatal solo reconoce menos de 500 fallecimientos,  como para que ahora haya una preocupación judicial para atender la muerte de un político en el ISSSTECH, que además fue atendido en una zona vip del hospital, exclusiva para funcionarios públicos aunque no sean derechohabientes del instituto.