JA Teline V - шаблон joomla Форекс
21
Thu, Jan
119 New Articles

El gobierno sin rumbo

Editorial
Typography

El gobernador no quiere darse cuenta, pero Chiapas representa la viva imagen del caos, debido a que la administración encabezada por Rutilio Escandón no ha sabido ni ha querido responder con políticas de bienestar a la población, que disminuyan el malestar social, al mismo tiempo que le permita construir gobernabilidad. A la vez, el gobernador tiene lecturas políticas equivocadas que no le permiten identificar la existencia de la crisis en la relación entre el gobierno y la población, que produjo no solo pérdida de la simpatía sino fuertes críticas a su falta de rumbo y mal desempeño, a punto tal de que en este momento no existe una oferta política en la entidad.

La deslegitimidad del gobierno y la inacción política acrecientan los conflictos sociales como se puede observar en los sucesos violentos de los últimos días, en las agresiones de grupos paramilitares de Chenalhó a pobladores de Aldama, a las de San Juan Chamula en contra del presidente municipal y en Tuxtla Gutiérrez, con la agresión policíaca al plantón en palacio de gobierno de los desplazados indígenas y a los estudiantes de la escuela normal de Mactumatzá. Toda esta secuencia de hechos, que forman parte de la vida cotidiana en estos dos años de gestión de la inexistente 4t, demuestra que no hay gobierno en Chiapas y que las instituciones del Estado dejaron de funcionar adecuadamente en una amplia región del territorio chiapaneco.

Las circunstancias de inseguridad e inestabilidad política en el Estado produjo que desde el centro del país viniera la orden de cambios en el gabinete, situación que produjo la salida del secretario de gobierno y del fiscal general del Estado, que aún y con mucha ineficacia eran las manos que sostenían el volante del vehículo, y en este momento no hay quien controle el automóvil y lo delicado es que se acerca a una zona de curvas, como es el repunte de los contagios y fallecimientos por Covid 19 y el inicio del proceso electoral.

Sobre el Covid ya no se pueden seguir con las mismas mentiras del control de la enfermedad, con baja incidencia de los contagios, que durante semanas difundió  el gobierno de Chiapas, lo que lo convirtió en el hazmerreir en medios y redes nacionales, pues una prevención básica para evitar el contagio de la enfermedad es lavarse las manos muchas veces al día y son miles de comunidades rurales y colonias urbanas que carecen de este vital líquido, lo que impide cumplir con las medidas preventivas e hizo poco creíble el discurso ficción que elaboró la autoridad en Chiapas, para presumir logros que solo cree el gobernador y su desquiciado e irresponsable secretario de salud, quien con tantas mentiras y falsificación de reportes estadísticos del contagio, tiene metido en serios problemas al gobernador, pues ambos pueden ser demandados por homicidio por comisión de omisión, por los fallecimiento de personas que acudieron a las clínicas covid y no fueron atendidos y terminaron falleciendo en su domicilio.