JA Teline V - шаблон joomla Форекс
17
Sat, Apr
122 New Articles

En Chiapas el gobierno de los peores

Editorial
Typography

Las elecciones del 6 junio debieran de representar una posibilidad para cambiar el rostro de pobreza e injusticia de Chiapas, pero todo parece indicar que las cosas no van a mejorar y es probable que empeoren, debido a que prevalece una pobreza de miras en la mayoría de los candidatos, sobre todo entre los que se perfilan como ganadores en la contienda.

Por ejemplo en Morena, el partido en el gobierno, no se cuidaron los perfiles de la mayoría de los candidatos y en las diputaciones federales, sobre todo en las diputaciones consideradas como indígenas, se viola la ley, al proponer a mestizos como candidatos, entre ellas, la candidatura de un familiar del presidente de la república, que a sabiendas de que su diputación es ilegal, continuó con sus propósitos de reelegirse y ahora el INE, en el marco de la jurisprudencia del Tribunal Electoral, tendrá que invalidar esa candidatura así como la de otros partidos, en virtud de que se mantiene la discriminación racial en los partidos políticos en la entidad.

Lo gracioso de Morena es que mantiene el discurso de la transformación, cuando en realidad no propone a candidatos que tengan la lucidez, el conocimiento y la visión para impulsar o promover las grandes transformaciones que Chiapas y el país requieren y en los casos en donde hubo precandidatos que mantienes lucidez y conocimientos, simplemente no fueron considerados y se apostó a la precarización de las ideas y al debate sin inteligencia, lo que significa que prevalecerán los insultos, las difamaciones y la camorra.

Las candidaturas que más debieron de cuidarse son la de las presidencias municipales, pues ese representa el nivel de gobierno más cercano con la población y es en ese nivel de gobierno donde debieran de solucionarse la mayoría de los problemas de la población. La importancia de contar con gobiernos municipales eficaces permite construir gobernabilidad, algo que se exige en Chiapas, pero tal parece que esto no es un asunto de relevancia para el gobernador, que vive en un mudo irreal, en el que considera que hay un buen gobierno, cuando en realidad Chiapas representa la viva imagen del caos.

La opacidad en la que se dio la selección de las candidaturas, está generando inconformidades que se pueden traducir en impugnaciones en el tribunal, ante la flagrante violación de los derechos partidarios a algunos militantes que fueron desplazados para favorecer a chapulines y arribistas. Pero de igual forma se prevén conflictos electorales y poselectorales, en el que puede presentarse la violencia política y los enfrentamientos entre candidatos, que desde ahora consideran que no hay piso parejo o que el trabajo que vienen realizando los “Cuervos de la Nación” inclina los dados hacia los candidatos de Morena, quienes con un padrón de 170 mil beneficiados, solo en Tuxtla Gutiérrez, consideran que sí ponen de candidato a un caballo no tienen dificultades para ganar las elecciones.

La realidad es que no hay opciones políticas, situación que deja entrever que en esta elección el gran perdedor va a ser el pueblo de Chiapas, que tendrá que conformarse con ser gobernado por los peores.