JA Teline V - шаблон joomla Форекс
17
Sat, Apr
122 New Articles

Los manoseos de Manuel Velasco

Editorial
Typography

El proceso de selección de candidatos terminó provocando fracturas en el partido Morena, quien no podrá ir a la contienda en condiciones de unidad, pues muchos precandidatos salieron burlados. La falta de operación política y sobre todo la falta de credibilidad ocasionó el malestar de algunos grupos que exigen se de transparencia a los resultados de las encuestas, sobre todo porque existen serias dudas de que éstas se hayan levantado, situación que terminará minando algunas candidaturas.

La mayor incertidumbre se vivió en Tuxtla, pues todo el fin de semana se comentó que habían bajado a Carlos Morales y que el candidato a la presidencia municipal era Felipe Granda. Finalmente la designación recayó en el expresidente, quien buscará así la reelección. Sin embargo, el mensaje político que se envió en este cruce de información es que Carlos Morales no cuenta con la simpatía del gobernador, Rutilio Escandón, quien hizo lo que estaba a su alcance para sacarlo del proceso, lo que representa una derrota previa del gobernador, aspecto que evidencia su frágil manejo de las elecciones.

Esta primer derrota es el antecedente de lo que se avecina para Rutilio Escandón,  pues el exgobernador Manuel Velasco tiene metida las manos en el proceso electoral, en donde juega algunas  posiciones en el partido verde, pero en realidad su verdadero interés lo deposita en el Partido Encuentro Solidario, PES, en donde queda manifiesto que su candidata para el 2024 es la senadora Sasil de León, lo que lo vuelve a acercar a los hermanos de León Villard, con quienes hizo jugosos negocios con las obras durante su gobierno, muchas de las cuales fueron pagadas pero nunca se realizaron.

El escenario político no resulta nada halagüeño, en donde se corre el riesgo que se pierdan las elecciones en las tres ciudades de importancia en la entidad, pues en Tuxtla el manoseo que se vivió en Morena provoca inconformidad y eso debilita a Carlos Morales, que tiene en Paco Rojas a un candidato competitivo, que va por tercera ocasión en busca de la presidencia municipal, quien ha sido severamente golpeado en las redes sociales, pero que demuestra que la simpatía popular que despierta lo tiene blindado no solo de los ataques políticos que le hacen sino de los propios actos de imprudencia que se le conocen.

En Tapachula situación similar se le presenta a Morena, que decidió por una candidatura que carece de perfil propio, sobre la militancia de ese partido, y que está sujeta a los intereses de una cervecera que controla la mayoría de las licencias de bares y cantinas de la región, en manos de un operador político a quien se le considera como el vicegobernador en Tapachula,  en donde se prevé un proceso electoral competitivo entre tres candidatos, pues Ezequiel Orduña y César Amín Orantes, saben cómo ganar elecciones.

En San Cristóbal también va a haber disputa electoral entre Morena, encabezado por un miembro de la familia Velasco, pero que en realidad es la única posición política en la entidad de Marcelo Ebrard, y el partido verde, quien lleva a Mariano Díaz a la presidencia y a Marco Cancino en la diputación local, ambos conn capital político que los hace competitivos y que juegan en la cuadra de Manuel Velasco, quien aparte lleva en el PES a Enoc Hernández, lo que evidencia que en esa plaza el gobernador no tiene candidato.