JA Teline V - шаблон joomla Форекс
22
Wed, Sep
95 New Articles

Que se garantice un retorno seguro a las clases presenciales

Editorial
Typography

En las intenciones del regreso a clases presenciales en Chiapass se olvida la más importante condición, que es la seguridad. Hay voces que de manera maniquea señalan que la UNICEF apoya el regreso a clases y así es, pero plantea un regreso seguro. Y allí está el quid de la discusión: ¿En Chiapas se garantiza un retorno a clases seguro? Y la respuesta es no. No hay un regreso seguro a clases en la educación básica debido a que las escuelas en Chiapas tienen un deterioro alarmante: no hay agua, los servicios sanitarios en la mayoría de las escuelas están destruidos, los salones no garantizan la sana distancia, las escuelas no están debidamente sanitizadas, el gobierno no está cumpliendo con una dotación diaria de gel y cubrebocas y lo más importante la credibilidad. ¿Cómo creer en un gobierno que miente cínicamente todos los días a la población al informar falsedades sobre los contagios y fallecimientos por causa del Covid 19?

Una realidad inolcultable es que el gobierno de Rutilio Escandón perdió la confianza y la credibilidad de la población. Él ha mostrado que no tiene interés por gobernar. Le resulta irrelevante, por eso no se compromete en la toma de decisiones. Su interés se centra en dos aspectos; en los negocios desde el poder y quedar bien con el presidente, todo lo demás es irrelevante.

Así no se puede gobernar Chiapas, que tiene múltiples problemas, que no se resuelven en seis años ni en diez, pero que había que poner las bases para construir una nueva historia y simplemente no se hizo.Y el gobierno de la transaformación está convertido en una verdadera tragedia, en el que todo hace prever, que las cosas se van a poner peor.

El artículo 4º de la Constitución señala “En todas las decisiones y actuaciones del Estado se velará y cumplirá con el principio del interés superior de la niñez, garantizando de manera plena sus derechos. Los niños y las niñas tienen derecho a la satisfacción de sus necesidades de alimentación, salud, educación y sano esparcimiento para su desarrollo integral. Este principio deberá guiar el diseño, ejecución, seguimiento y evaluación de las políticas públicas dirigidas a la niñez”.

Bajo esta perspectiva el retorno a clases debe realizarse bajo el principio del interés general de las niñas, niños y adolescentes, en el que se le otorga el derecho a la satisfacción de las necesidades de salud y educación, dos aspectos que se debió de haber cuidado desde el inicio de la pandemia pero nunca se tomaron las previsiones de políticas públicas para garantizar esos derechos.

Lo más grave de todo, es que hay un poco más de dos millones de habitantes en Chiapas que no tienen acceso a los servicios de salud, la mayoría de esta población son menores de edad, que están en riesgo, y en el caso de un contagio en las escuelas no tendrán acceso a ningún servicio de salud público. Y aquí está el acto criminal de este gobierno, que no construyó las condiciones de seguridad para el retorno a clases y que con base a mentiras manifiesta estar preparado para abrir diez mil escuelas.

La discusión no está en la importancia de la educación y lo adecuado de que hayan clases presenciales sino en la existencia de un retorno seguro de las clases. Y el gobierno en Chiapas no garantiza el retorno seguro de las clases ni garantiza la atención médica en caso de presentarse masivamente los contagios escolares.