JA Teline V - шаблон joomla Форекс
18
Mon, Oct
126 New Articles

Las consecuencias de la ausencia de gobierno

Editorial
Typography

En plena crisis de inseguridad provocada por los enfrentamientos entre grupos de la delincuencia organizada en distintos puntos del territorio de Chiapas, lo que evidencia el calentamiento de la plaza, el día de ayer, en un exceso de frivolidad, fantasía  y cinismo, el gobernador Rutilio Escandón salió a presumir los buenos resultados de la Mesa de Seguridad, que reflejan una  baja incidencia de delitos en el Estado. Esta expresión del gobernador no es creíble, pues se están ignorando los muertos en los enfrentamientos de Aldama y Chenalhó, las ejecuciones en el municipio de Carranza, los muertos y enfrentamientos en Pantelhó, la violencia en Oxchuc y sobre todo las ejecuciones en Tuxtla Gutiérrez en el que falleciera el hijo del “Tío Gil” y los enfrentamientos en el municipio de Frontera Comalapa, en el que se disputa el control de la plaza.

La irrealidad en la que vive el gobernador lo lleva a ignorar la reciente declaración del EZLN, en el que es señalado por tener alianzas con el narcotráfico. Señalamiento que no es un asunto menor si se relaciona por los distintos hechos delictivos en el que participaron comandantes de la policía en los tiempos en que Jorge Luis Llaven Abarca se desempeñó como fiscal general, en el que fueron notorias las entregas de dinero, y estos repartos continúan con el nuevo fiscal general.

La mesa de seguridad no ha dado buenos resultados, simple y sencillamente porque no existe ningún plan de seguridad y de mejora de la convivencia, que incida en una cultura en la construcción de paz y sobre todo, porque no se implementan acciones preventivas y de protección para evitar la violencia y los enfrentamientos armados. Junto a ello resulta obvio que no hay un sistema de inteligencia policial que se adelante a los acontecimientos.

El comunicado del EZLN no debe echarse a saco roto, pues representa un llamado de atención ante la inacción política del gobierno, que no ha puesto freno al activismo de los grupos paramilitares, que actúan bajo la complacencia del gobierno, y en palabras del EZLN, “solapa y alienta los crímenes” cometidos por estos grupos paramilitares. En el comunicado se deja sentir una advertencia: el EZLN va a tomar las medidas necesarias para detener y sancionar a los responsables del secuestro que sufrieran dos autoridades de la Junta de Buen Gobierno de Patria Nueva, Chiapas. Para luego rematar con el señalamiento: “Ante la acción y omisión de las autoridades estatales y federales frente al crimen actual y los anteriores, toaremos las medidas pertinentes para que se aplique la justicia a los criminales de la ORCAO y funcionarios que los apadrinan”.

Que alguien le explique al gobernador que su administración se encuentra en el punto de ruptura y que para evitar un enfrentamiento mayor, tiene que desmantelar a los grupos paramilitares, que fueron organizados y financiados por el gobierno de Ernesto Zedillo, precisamente con el fin de enfrentar al EZLN y disfrazar estos enfrentamientos bajo el discurso de que son conflictos intercomunitarios.