JA Teline V - шаблон joomla Форекс
18
Mon, Oct
126 New Articles

No se construyen acuerdos ni consensos

Editorial
Typography

Ayer la Comisión Permanente del Congreso Local, de último momento, designó Concejos municipales en seis municipios de la entidad, en donde no hubo elecciones o bien debido a que el Tribunal Federal Electoral decidió anular dichas elecciones. Sin embargo, la decisión de la Permanente, en su precipitación, está violando los derechos políticos de los habitantes en esos seis municipios, en virtud que designó los concejos municipales por los trers años del período electoral y con ello canceló, de manera inconstitucional, el derecho que tiene la población a elegir a sus autoridades.

La ley establece que el Congreso tiene la atribución de nombrar al Concejo Municipal, pero éste debe convocar a nuevas elecciones, mismas que fueron canceladas con la determinación de la Comisión Permanente de nombrar autoridades por los tres años del período. Situación que va a provocar. Innecesariamente, nuevos conflictos en municipios, que de por sí ya están demasiado polarizadas las diferencias políticas y que desde este momento se prevé, la impugnación de la resolución tomada por los diputados el día de ayer, en el que los tribunales van a ordenar nuevas elecciones, en un clima de conflictos sociales, en el que se evidencia la incapacidad del gobernador Rutilio Escandón para construir paz y estabilidad en Chiapas.

Pero de igual forma, la decisión de los diputados que integran la Comisión Permanente viola los derechos políticos de la población los seis municipios donde se nombraron Concejos, lo que los convierte en automático en sujetos de juicio político, en el que pueden ser afectados el propio gobernador del Estado y la secretaria de gobierno. Sobre todo, porque esa resolución inconstitucional, tiene que ser publicado en el periódico oficial, que depende del Ejecutivo, para que tenga validez, y los beneficiados puedan ejercer las responsabilidades encomendadas.

Rutilio Escandón no ha entendido que no se puede ser gobernador de Chiapas con la ligereza de actos y con la indiferencia ante los problemas, como lo ha venido haciendo; pero hoy sus responsabilidades son mayores si suceden acontecimientos que ocasionen pérdidas de vida humana, ante los posibles conflictos que puedan presentarse por motivo de la toma de protesta de las nuevas autoridades municipales.

La sociedad y particularmente el gobierno, conocen con días de anticipación los problemas que hay en los municipios de Altamirano, Chanal, Pantelhó y Tila, y las autoridades no han tomado las medidas preventivas y de protección a la población. Y el día de ayer, como producto de la tensión política que se vive, fue retenido el presidente municipal de Altamirano, por un grupo de ejidatarios quienes se habían pronunciado que no iban a dejar tomar posesión a la nueva presidente municipal, quien es la esposa del edil secuestrado. Las imágenes que se observan en la detención del presidente municipal de Altamirano, muestran claramente la ausencia de gobierno y peor aún, la ausencia del Estado. Y lo mismo va a suceder en Pantelhó, en Venustiano Carranza y Frontera Comalapa, debido a que se tomaron decisiones sin que se construyeran los acuerdos políticos con los distintos grupos y sectores de la población.