JA Teline V - шаблон joomla Форекс
18
Mon, Oct
126 New Articles

La tragedia de gobierno

Editorial
Typography

En Chiapas se gobierna mal y con ocurrencias. Prueba de ello es la decisión de la Comisión Permanente de la legislatura pasada, que el día en que concluían sus funciones, de manera inconstitucional, aprobó concejos municipales en seis municipios, violando con ello los derechos políticos de esa población, al impedir el ejercicio del derecho de elegir a sus autoridades, decisión que terminó provocando el rechazo a esos concejos, quienes no podrán tomar posesión y mucho menos gobernar en esos seis municipios y ante la inconstitucionalidad de esa decisión, los tribunales terminarán ordenando al Estado la realización de las elecciones, algo que no quiere el gobernador.

Rutilio Escandón no tiene legitimidad, la perdió por su comportamiento de indiferencia y de falta de decisiones ante los problemas sociales de la entidad. Él simplemente no está calificado para gobernar Chiapas, como no lo estuvieron Juan Sabines ni Manuel Velasco, pero estos últimos dejaron que funcionarios cercanos tomaran decisiones y la población sabía a qué oficina acudir para resolver los problemas. Con Rutilio Escandón esa figura no existe y no hay quien atienda y resuelva las demandas.

La ineficiencia y desarticulación de la política en Chiapas llegó a un punto, en que 15 municipios presentan graves problemas de gobernabilidad y el gobernador asiste quitado de la pena a la toma de protesta de la presidenta de Tapachula y del presidente de Tuxtla. En una clara muestra de que  él no tiene preocupaciones ni le afectan los problemas de la entidad. Nada le apesadumbra ni nada le quita el sueño. Él vive feliz y se embriaga con los aplausos que sus colaboradores le brindan a sus excelsas alocuciones.

Cuando el Comandante Galeano manifestó que Chiapas estaba al borde de la guerra civil, no faltaron quienes lo señalaron de exagerado, pero al paso de los días las circunstancias parecen darle la razón, y la ausencia de gobierno atiza la violencia y los enfrentamientos entre los grupos están a flor de piel en los municipios de Pantelhó, Chanal, Altamirano, Simojovel, El Bosque, Chilón, Pueblo Nuevo, Oxchuc, Ocosingo, Venustiano Carranza, Emiliano Zapata, Frontera Comalapa, Siltepec, Chenalhó y Aldama.

Lo grave de la administración de Rutilio Escandón es que todavía no se toca fondo; lo que significa que lo peor aún está por llegar.  Por eso se ha señalado en ocasiones anteriores que el gobierno que prometió la transformación está convertido en la peor tragedia para la entidad. En este sentido el futuro no es nada halagüeño para Chiapas, que se encuentra en la disyuntiva del caos con un gobierno de interinato o soportar el desastre social de un gobierno que dure seis años.