JA Teline V - шаблон joomla Форекс
05
Sun, Dec
121 New Articles

El grupo Tabasco en Chiapas

Editorial
Typography

La inacción política del gobierno en Chiapas condujo en que a partir de ahora en adelante los problemas que hay en Chiapas se ventilen en el gobierno federal. Esto es así en relación al movimiento magisterial; los problemas de los desplazados de Chenalhó y Aldama así como el conflicto armado entre ambos municipios esté atendido por la secretaría de gobernación; igual situación se presenta en los problemas de Pantelhó; lo mismo sucede con el programa de vacunación en contra del Covid 19; el caso del asesinato de Fredy López Arévalo ya se ventiló en la conferencia mañanera del presidente; ya se judicializó en tribunales federales la decisión ilegal de nombrar Concejos Municipales en seis municipios en Chiapas, en donde la sentencia va a obligar a que hayan elecciones; el asesinato de migrantes en Pijijiapan en manos de elementos de la Guardia Nacional ya es un escándalo internacional.

Nunca como ahora Chiapas representa la viva imagen del caos. En una revisión de los tres años de la administración de Rutilio Escandón lo que más se le llega a reconocer, es la extraordinaria habilidad para acrecentar los problemas sociales de la entidad. Es una Caja de Pandora, cuando se abrió se diseminaron los males.

El desorden en Chiapas resulta a todas luces preocupante, y seguramente así lo percibe el propio secretario de gobernación, que de una manera práctica buscó apoyar al gobernador -quien se constituyó ya en el cuñado incómodo-, cuando se tomó la decisión de nombrar un nuevo secretario de gobierno en la entidad y esa decisión recayó en la figura de Ángel Torres Culebro, el secretario de obras, pero la indiscreción y los golpes bajos en el manejo de la información provocó que se filtrara en los medios y que dicho movimiento fuera abortado.

La relación del secretario de obras con la familia tabasqueña del gobernador es de muchos vínculos afectivos. Torres Culebro trabajó muchos años en la notaría pública del papá del secretario de gobernación y de la esposa del gobernador. Él es chiapaneco, avecindado en Tabasco, donde se relaciona con la familia López Hernández y esa relación es lo que lo llevó primero como director del DIF, Chiapas, y luego a la secretaría de obras y por esos vínculos se convirtió en un fuerte candidato para la secretaría de gobierno, en donde, por la línea de mando, iba a mantener una relación directa con el secretario de gobernación.

El tercer año de este gobierno ha sido fatídico para Chiapas no sólo por los problemas generados por la crisis sanitaria sino por el incremento de la violencia y la indiferencia del gobernador ante la multiplicidad de los problemas. Pero el mensaje de ese movimiento que fue abortado significa el abandono total de Rutilio Escandón al ejercicio del gobierno, que dejaba en manos del grupo Tabasco la gobernanza del Estado.