JA Teline V - шаблон joomla Форекс
05
Sun, Dec
121 New Articles

El despojo de tierras a Chiapas

Editorial
Typography

El daño que le ocasionó el gobierno de Juan Sabines a Chiapas es irreversible. No sólo despilfarró el presupuesto de más de 300 mil millones de pesos, en los seis años de su gestión, sino que ese recurso no se empleó en la realización de obras y acciones que permitieran reducir la desigualdad social en la entidad y para males, todavía dejó como herencia una deuda pública de 40 mil millones de pesos.

Sabines ha sido señalado por sus problemas de personalidad, de características psicópatas y megalómana, en donde le gustaba que le rindieran culto a su personalidad y le encantaba escuchar mensajes y discursos políticas que mencionaran palabras como un hecho inédito, este gobierno; nunca como hasta ahora; por primera vez en la historia de Chiapas, etc., etc. Lenguaje similar se escucha en algunos funcionarios hacia Rutilio Escandón, cuyo gobierno tampoco tiene nada que presumir.

El sentir de los chiapanecos hacia Juan Sabines es mayoritariamente de repudio. Se le identifica como el peor gobernante de la historia de Chiapas, además del más corrupto.

El daño que realizó el gobierno de Juan Sabines a los chiapanecos no es asunto menor, en virtud de que nos condenó a pagar una deuda pública durante 30 años, sin que a la fecha nadie conozca qué fue lo que se hizo con los recursos de los préstamos ni en donde se gastó. Actualmente el pago que realiza el gobierno de esa deuda, es de aproximadamente 6 millones de pesos diarios, unos 1.800 millones de pesos al año, que representan una carga económica que ha dañado la construcción del futuro en la entidad.  

El daño a las finanzas públicas chiapanecas, que ensombrece el futuro de los chiapanecos no debe quedar impune; todos los cómplices por acción u omisión de ese saqueo deben ser llamados a cuenta. La impunidad a ese grupo de funcionarios, así como la impunidad hacia el gobierno de Manuel Velasco, representa el peor mensaje que puede enviar el gobierno de la cuarta transformación, pues evidencia las complicidades y el poco compromiso social que hay de parte del gobierno federal con Chiapas.

El gobierno de Juan Sabines vuelve a la memoria de sectores de la población chiapaneca, a raíz de la resolución de la Suprema Corte de Justicia, que dejó sin efectos la creación del municipio Belisario Domínguez, en los límites fronterizos con el Estado de Oaxaca. Esta resolución de la Corte le está costando a Chiapas la pérdida de 162 mil hectáreas, y puede ocasionar enfrentamientos en una población chiapaneca, a quienes les fueron dotadas de tierras en un territorio que ahora se resolvió le pertenece a Oaxaca.

Juan Sabines ya publicó su versión, en donde señala que la controversia fue resuelta a favor de Chiapas, esta versión coincide con la del Ministro Gutiérrez Ortiz Mena, quien fue el único que votó en contra del dictamen que despoja a Chiapas de sus tierras; lo que estaría trasladando al gobierno de Manuel Velasco la responsabilidad de una defensa inadecuada de los intereses de Chiapas. Sin embargo se sabe, que mientras el gobernador de Oaxaca en diversas ocasiones hizo lobby en las oficinas de los Ministros de la Corte, el gobernador Rutilio Escandón y autoridades de Chiapas hicieron caso omiso a notificaciones que por lo menos en tres ocasiones les hiciera la Corte, en donde el gobernador no sólo no hizo lobby sino que no se compareció en los momentos cuando fueron requeridos.

La historia del despojo a Chiapas tiene que ser pública, como pública tiene que ser la omisión en la que incurrieron autoridades de Chiapas.