JA Teline V - шаблон joomla Форекс
23
Mon, May
121 New Articles

La presencia de la delincuencia organizada

Editorial
Typography

En este momento en Chiapas existen muchos puntos críticos que no están siendo atendidos adecuadamente, en mucho, debido a la indiferencia que caracteriza al gobernador y a la falta de coordinación en las acciones del gobierno, situación que provoca inseguridad y problemas de gobernabilidad. A eso hay que agregarle la ineficacia con que vienen funcionando la mayoría de las secretarías, lo que ha conducido a un reiterado señalamiento de que no hay gobierno en Chiapas, lo que ha permitido el crecimiento de la violencia y la fuerte presencia de grupos delincuenciales.

En la entidad es ya un lugar común la toma de casetas, el cierre de carreteras, los conflictos y enfrentamientos en las comunidades indígenas y ahora la violencia que entraña la presencia de la delincuencia organizada, que tiene en Chiapas un vasto territorio de impunidad, como sucede en San Cristóbal de Las Casas, con el grupo de los motonetos o en la región fronteriza de Comitán y Comalapa, lugar en donde hay una disputa por el control de la plaza, lo que ha generalizado la violencia en la región y se difunde lo peligroso que resulta transitar por esa zona.

Hay conflictos y problemas que se pueden prever y así adelantar las posibles medidas de solución. Pero estas medidas de prevención no se practican en este gobierno, que prefiere asumir una actitud de indiferencia ante los problemas;  en donde existe un convencimiento de que los problemas vienen de décadas anteriores y que así ha sido la historia de Chiapas, lo que significa que no hay una responsabilidad que pueda imputarse al actual gobierno.

La descomposición social que hay en Chiapas y la manifiesta incapacidad de construir gobierno en la administración actual, hacen prever, que en la sucesión de la gubernatura en el 2024, la delincuencia organizada va a jugar un papel preponderante en la definición de la política en la entidad y desafortunadamente, el gran elector va a ser la delincuencia y no los partidos políticos y mucho menos la población, lo que implica el infortunio de intuir, que aún falta lo peor.

La transformación prometida por este gobierno se quedó en el discurso, que continúa empleando las mismas prácticas del régimen priista, como se vivió en la reciente votación de revocación de mandato, en donde se ejercieron recursos públicos en promoción del voto, en el acarreo de electores y en el relleno de urnas, que hacen de Chiapas el lugar que presentó más irregularidades, con casillas en donde votaron más del 100% de los electores y con casillas en donde votaron más del 90 % de los electores, como si hubiera una gran conciencia cívica en la población. Situación que demuestra la ausencia de un voto libre en la entidad

Bajo estas circunstancias el futuro de Chiapas resulta poco halagüeño, debido a que el factor real de poder se dejó en manos de la delincuencia organizada.