JA Teline V - шаблон joomla Форекс
23
Mon, May
121 New Articles

Lo que Chiapas requiere es gobierno

Editorial
Typography

Cuando se llega a pensar que las cosas en Chiapas no podían estar peor, viene la realidad y nos da crueles ejemplos, en el que se muestra que lo peor está por venir, sobre todo, por la indiferencia y el abandono en el ejercicio de gobierno que hay en la entidad, en donde las autoridades del Estado, asumieron como estilo personal de gobernar, instituir un discurso de mentiras oficiales, que pretende hacer creer a la población que las cosas van muy bien y que van a mejorar, cuando la realidad muestra todo lo contrario.

La situación socio-económica en Chiapas –de pobreza, inseguridad, desempleo, delincuencia organizada y problemas con los migrantes-, amerita tomar decisiones políticas en el más alto nivel de gobierno y no se viene realizando. Durante muchos meses se tuvo como discurso de que a Chiapas le iba a ir muy bien con el gobierno de López Obrador, pero eso no se observa después de tres años de gobierno. Es más, en este gobierno se han tomado decisiones de muchas afectaciones a la entidad, prueba de ello es la cancelación de la Zona Económica Especial en Tapachula, sin que ese programa fuera sustituido por otro, con una inversión similar a la que estaba destinada para estimular la inversión y el desarrollo en la región; otra decisión contraria a los intereses de Chiapas es la ausencia de una política migratoria, lo que ha deteriorado la calidad de vida de los municipios fronterizos; y, por último, la decisión ilegal del despojo del territorio chiapaneco aprobada por la Suprema Corte, en la que el presidente ha guardado silencio, en virtud de que su política ha favorecido a Oaxaca y tiene el compromiso del Gobernador Murat de apoyar a Morena, para que este partido gane esa gubernatura.

El problema mayor que vive Chiapas en este momento, es la ausencia total de autonomía del gobernador Rutilio Escandón frente al gobierno federal. En realidad, nunca ha existido autonomía del Estado frente al centro, pero nunca como ahora, el gobierno de Chiapas se encuentra tan sometido a los designios del presidente. A punto tal, que Rutilio Escandón dejó en manos del gobierno federal todas las decisiones políticas internas que afectan la vida del Estado.

Chiapas requiere urgentemente de atención política y de inversión económica. Son muchos los problemas de gobernabilidad que hay en todo el territorio, y muchos de estos problemas se debe a la desatención que existe hacia las demandas del campo. Chiapas es un Estado agrícola y este sector no es irrelevante ni debe estar en el abandono en que se encuentra, en donde el incremento de los insumos agrícolas, entre ellos el del fertilizante, va a ocasionar una disminución de la producción agrícola, particularmente del maíz, lo que afectaría directamente a la población en condiciones de vulnerabilidad, por lo que vendría a ser una crisis del hambre.

 En estos momentos lo que se requiere es un gobierno socialmente comprometido, con liderazgo en la atención de las demandas y los problemas de la población, con sensibilidad política que permita ofertar un gobierno que busca la mejora de la población y no un gobernante dominado por la indiferencia y la frivolidad, alejado cada vez más de lo que Chiapas necesita.