JA Teline V - шаблон joomla Форекс
19
Fri, Aug
139 New Articles

¿Quién desestabiliza el orden social en Chiapas?

Editorial
Typography

El adelanto en los tiempos electorales en la disputa por la presidencia de la república y por la gubernatura de Chiapas, está generando una disputa mediática en las redes sociales de descalificaciones y desprestigios hacia algunos actores políticos, que evidencia la intolerancia y la pobreza de la cultura política que prevalece en los medios, en el que prevalece la idea de destruir al adversario aunque con ello se degrade la actividad política, situación que provoca condiciones de polaridad y de encono.

Mucho de esta campaña mediática de desprestigio está provocada por el propio gobierno, en donde a través de su área de comunicación social se instruyen los ataques hacia determinados personajes e incluso se habla con algunos medios para indicar lo que se publica y lo que está prohibido circular, ejerciendo con ello una censura previa, acción que está prohibido en la ley, pero esto poco importa con tal de obtener el resultado de desprestigiar al oponente o al que no se encuentra en la gracia del gobernante.

El uso de los recursos públicos para las actividades electorales está prohibido, y el gobierno debe de evitar entrometerse en la política, linchando mediáticamente a los contrarios y promover a los aliados como lo viene realizando el gobierno de Rutilio Escandón, en donde por un lado ataque a actores políticos y por el otro incorpora a la mayoría de su gabinete a participar en la contienda para elegir a los consejeros del Partido Morena, en una clara intención de controlar el proceso electoral del 2024.

Pero el gobierno de Rutilio no solo envía a los funcionarios a jugar para consejeros sino también impulsa a diputados y presidentes municipales en esa aventura, sin darse cuenta que los estatutos del partido lo prohíbe y peor aún, en los hechos va en sentido contrario a los postulados que propone el presidente López Obrador quien confirmó la prohibición y aseguró que los funcionarios que se involucren en la lucha  partidaria van a ser despedidos e incluso denunciados ante la autoridad por cometer delitos electorales.

Lo paradójico, es que los periodistas afines del gobierno, entre sus argumentos hacen acusaciones de desestabilizar al gobierno, sin darse cuenta que el principal desestabilizador del orden en Chiapas es el propio gobierno, quien no tiene brújula, pero está empecinado en poner en la antesala de las candidaturas en el 2024 a funcionarios de un gabinete que no tiene pies ni cabeza y que además está involucrado en diversos actos de corrupción y malos manejos de los recursos públicos.

La imposición de candidaturas para consejeros de Morena se realizó sacrificando a auténticos militantes y seguidores de AMLO, con el fin de colocar a simuladores y depredadores del presupuesto, situación que está provocando rechazo a tal determinación promovida por el propio gobernante y empleando recursos públicos. Esta maniobra electorera está generando inconformidad en la militancia, misma que va  conducir a la anulación de este proceso y a la prohibición de la participación de funcionarios, diputados y presidentes municipales en la contienda interna del Partido Morena.