JA Teline V - шаблон joomla Форекс
02
Sun, Oct
122 New Articles

No hay voluntad para construir seguridad en Chiapas

Editorial
Typography

En Chiapas en los últimos meses se ha incrementado la violencia y la inseguridad en distintos municipios: Tila, Pueblo Nuevo, Oxchuc, Yajalón, Venustiano Carranza, Frontera Comalapa, San Cristóbal, Tuxtla, Tapachula y Comitán. Junto a esto se han presentado conflictos y enfrentamientos armados en Chenalhó, Aldama, Pantelhó, Carranza, Frontera Comalapa; en San Cristóbal; en Altamirano; en Las Margaritas y en Chilón. Más recientemente,  se han presentado ejecuciones extrajudiciales en Tuxtla Gutiérrez, Tapachula, Comitán, San Cristóbal de las Casas, Venustiano Carranza y Frontera Comalapa.

Lo significativo de todos estos problemas, es que han sido desestimados por el actual gobierno estatal, que considera que la inseguridad disminuyó en Chiapas. La principal estrategia para resolver los problemas es la indiferencia y el olvido; y no se ponderan las consecuencias de la falta de operación política y de ausencia de gobierno y a la vez se desestima, que Chiapas representa una preocupación latente de seguridad nacional para el estado mexicano.

Otro elemento en común que tienen estos sucesos en Chiapas, es que se han difundido a través de las Redes Sociales y no por los medios de comunicación tradicionales, quienes por complacencia con el gobierno, ocultan e ignoran las situaciones de violencia e inseguridad, con la creencia de que los problemas sociales se resuelven ocultando la información. Y cuando hay situaciones en que se difunden ataques o enfrentamientos armados, el gobierno financia a personas para que difundan la falsedad de las noticias, aún y cuando hay evidencias en fotos o vídeos.

En el exceso de subordinación con el gobierno, hay en las redes sociales comentarios que buscan dar legalidad y legitimidad al desempeño del gobernador y difunden los boletines del gobierno con el fin de construir el discurso de mentiras oficiales y de promover el mundo paralelo a la realidad, que el gobernador y sus funcionarios han construido  en el que todo está bien y consideran que se viene realizando un gran trabajo a favor de Chiapas, en el que se ignoran las ejecuciones extrajudiciales, los enfrentamientos de los grupos armados, el control de San Cristóbal por parte del grupo delincuencial Los Motonetos, la descarada presencia cada vez mayor de la delincuencia organizada, que tiene a sus servicio a altos mandos de la secretaría de seguridad y de la fiscalía del Estado, que representan la verdadera cara de la realidad de Chiapas alejada del mundo feliz que observa el gobernador.

Un problema central de la administración de Rutilio Escandón es su falta de proyectos de desarrollo,   en el que busca vender a Chiapas pero no se sabe qué vender, pues desconoce los nichos de oportunidad que tiene el Estado. Pero tampoco se puede ocultar que un aspecto fundamental que detiene la inversión y el fomento de las actividad turísticas en el Estado son la inseguridad y la falta de garantías judiciales, aspectos que se deben mejorar en la entidad, pero no se observa  voluntad ni interés político para hacerlo, porque eso implicaría tomar decisiones, algo muy alejado de la realidad que se construyó para sí el gobierno de Chiapas.