JA Teline V - шаблон joomla Форекс
07
Wed, Dec
115 New Articles

La realización de obras sin planeación urbana

Editorial
Typography

En la ciudad de Tuxtla Gutiérrez, con la idea del progreso y de mejorar la circulación vehicular, se le viene haciendo mucho daño a la comunidad, cuando se toman decisiones que privilegian los intereses privados sobre los asuntos del interés público. Este es el caso de las obras que se realizan en actualmente en los libramientos, en donde los gobernantes iniciaron la construcción de puentes, sin planeación alguna y sin medir los costos económicos ocasionados para la población por el cierre de negocios y por el daño  a la ciudadanía por la pérdida en el control emocional ocasionado por el tráfico intenso provocado por el cierre de vías que son fundamentales para la circulación y movilidad de las personas.

En ambos casos la autoridad actúa como si no estuviera bajo el escrutinio de la opinión pública e ignora que existen procedimientos de consulta instituidos en la ley, que fortalecen la democracia participativa en la comunidad. En las obras que se realizan en esta ciudad,  el gobierno ignora que la participación, reflexión y buen juicio de los ciudadanos, enriquece cualquier proyecto de gobierno y fortalece la vida democrática.

En este sentido, la participación democrática implica tener ciudadanos cada vez más educados y participativos, que identifiquen que el rumbo más conveniente para la convivencia social es el de mantener la prioridad del bien común por encima de las pasiones e intereses personales y donde participen en la solución de los problemas públicos que le aquejan.

El autoritarismo es la tendencia que más daño le ha ocasionado al fortalecimiento de la democracia; éste cierra las posibilidades de la participación política y  busca doblegar a los individuos  frente al poder. Esta tendencia desafortunadamente es la que ha prevalecido en el sistema político mexicano, que ha impedido y dificultado el proceso de construcción de ciudadanía, limitando seriamente las aspiraciones a la vida democrática, situación que se ha recrudecido en los gobiernos del partido morena, que supuestamente iba a privilegiar la consulta ciudadana.

El cierre o clausura de la participación política de los individuos, devino a que los intereses privados se pongan por encima del interés público. Situación que condujo al grado extremo, en que el gobierno de Chiapas en los dos últimos años le apostó a un programa de obras de construcción de puentes en la ciudad, que privilegia el transporte vehicular y no a los peatones, provocando una mayor exclusión y desigualdad social, al privilegiar obras que fomentan la corrupción y que no atienden los problemas de servicios urbanos de la población como son los problemas de agua y saneamiento de las aguas que provoca severos problemas de salud y muerte infantil por enfermedades gastrointestinales que son claramente prevenibles.

Este tipo de obras, que conllevan el cierre de vías fundamentales afectan y alteran la vida cotidiana de la población y ocasionan pérdidas económicas por e3l cierre de negocios y pérdidas del control emocional debido al intenso tráfico que se provoca para llegar a las escuelas de los niños o al trabajo, en donde el gobierno ignora estas afectaciones y no reacciona para mitigar los daños ni planea previamente la adecuación de vías alternas, en donde la ciudad vive un terrible caos, por obras que benefician a una minoría de población pero que afecta a todas las personas.

El malestar generado en la población por la realización de las obras, debe traducirse en un estímulo para propiciar la participación política de la ciudadanía y someter al escrutinio público a los funcionarios y a las autoridades, quien en aras de presumir que se realizan obras, ahorcan el tráfico en la ciudad, pues se carece de avenidas que atraviesan de oriente a poniente y viceversa a la ciudad.  

Como en todas las acciones, hay grupos de personas que aplauden las obras en Tuxtla Gutiérrez, que son producto de la improvisación y de la ausencia de estudios ambientales y sociales, que no priorizan las necesidades urbanas ni responden a una visión de una planeación urbana sostenible. Tuxtla es una ciudad con sus calles prácticamente destruidas y con una mayoría de la población que no tiene acceso al agua. Aquí está la atención prioritaria que debe promover el Estado y no obras viales que no resuelven los problemas de fondo de la ciudad y que sin los estudios ambientales solo van a crear mayores inundaciones en la temporada de lluvias.