JA Teline V - шаблон joomla Форекс
31
Tue, Jan
119 New Articles

Los problemas de gobernabilidad en Los Altos

Editorial
Typography

La Región de los Altos cada vez presenta cada vez mayores dificultades de gobernabilidad y no se percibe que alguna instancia del gobierno estatal o federal esté atendiendo las distintas problemáticas que allí se viven a diario.

Los mayores rezagos en el Índice de Desarrollo Humano en la entidad se encuentran en los municipios indígenas que conforman esa región. Allí se vive una crisis de legitimidad y una pobreza extrema. El suelo es poco apto para el desarrollo de actividades agrícolas y existe un proceso de desertificación del suelo, con un deterioro ambiental alarmante.

La cabecera de esa región es la ciudad de San Cristóbal de las Casas, que vive su propio drama político, debido al crecimiento de organizaciones de la delincuencia organizada y al abandono gubernamental, en donde la presidencia municipal tiene abierto varios frentes de lucha, entre ellos  asuntos que no son de su competencia, como son los efectos del desplazamiento forzado o la migración interna e internacional que se vive en SCLC. Lo sintomático de todo este territorio es que se encuentra abandonado y, peor aún, con una gran polarización, que los problemas y enfrentamientos entre los grupos y entre las comunidades surgen por distintos lados y muchos de ellos entrelazados con los intereses de la delincuencia organizada.

Esto debería obligar al gobierno estatal y federal a prestar una mayor atención a toda esa área de influencia, con el fin de contrarrestar cualquier potencial de conflicto radical y evitar la ruptura del orden social. Sin embargo hay muestras de desentendimiento gubernamental y de desconocimiento de lo conflictivo que resulta ese territorio; en donde hay pugnas intercomunitarias, paramilitares, conflictos religiosos, grupos de desplazados, migración, problemas de límites territoriales, presencia de grupos de delincuencia organizada, todo ello rodeado por las condiciones de pobreza y de vulnerabilidad social.

Sorprende que la crisis de gobernabilidad en ese territorio no sea preocupación del gobierno, aún y cuando los conflictos ocasionados por los paramilitares de Chenalhó y Pantelhó no dejan de representar riesgos para la seguridad nacional. Históricamente la ciudad de San Cristóbal de las Casas ha sido cuna e instigadora, de los movimientos sociales más relevantes en la entidad. Así fue en la rebelión indígena tseltal de 1712; en el movimiento tsotsil de 1868; en el conflicto por el control de la capital del Estado en contra de Tuxtla Gutiérrez en 1911; en el movimiento de defensa del orden institucional encabezado por los finqueros y rancheros en contra del Ejército Constitucionalista en 1914-1920, en donde SCLC conformó su propia división bajo el mando del general Alberto Pineda; y últimamente con el movimiento zapatista de 1994.

A partir de esta trayectoria histórica de los movimientos sociales en la entidad, se puede prever, que si en el futuro se llegara a presentar un nuevo movimiento social, la tendencia nos indica que sería en el territorio de influencia que ejerce la ciudad de San Cristóbal.

Esto no puede perderse de vista, en virtud de que las posibilidades de construir consensos para la gobernabilidad en SCLC están rotas, debido sobre todo a la impericia mostrada por el gobierno de Rutilio Escandón, quien con un indiferencia tolera y fomenta que se agudicen los problemas de la región, particularmente en SCLC, esto aún y con la presencia de la Guardia Nacional.