JA Teline V - шаблон joomla Форекс
02
Sat, Mar
121 New Articles

Las tapichas de Rutilio Escandón

Editorial
Typography

En la región de Tapachula y otros municipios fronterizos de la zona, a las tapas de los refrescos y cervezas, conocidas como corcholatas,  se les llama tapichas. Esta remembranza viene al caso en virtud de que el gobernador repite como clon, lo que hace el presidente de la república. Y respecto a la sucesión en el 2024, el presidente destapó a sus corcholatas, el gobernador de inmediato decidió imitarlo y destapó a sus tapichas; tres fueron los elegidos por López Obrador y tres son los elegidos por Rutilio Escandón: Javier Jiménez y Jiménez, el secretario de hacienda, José Manuel Cruz Castellanos, secretario de salud y Ángel Torres Culebro, secretario de obras.

En este escenario de campañas adelantadas, todo parece indicar que el gobernador Rutilio Escandón empezó tarde, no percibe que las reglas para las candidaturas en Morena es una encuesta que hay que ganar y envía un mensaje desafortunado de rechazo a los únicos dos candidatos que realmente están en la pelea sucesoria en Chiapas, Eduardo Ramírez Aguilar y Zoé Robledo Aburto.

Se comenta en los pasillos invisibles del poder, que Rutilio Escandón reunió a sus tres tapichas y para evitar golpes bajos y guerra sucia entre ellos, les dijo entre ustedes está el sucesor del gobierno; algo prácticamente imposible de garantizar, porque el gobernador carece de capacidad para nombrar a su suceso y porque las reglas internas de Morena señalan que las candidaturas se obtienen a través de los resultados de las encuestas y ahí las tapichas del gobernador ni siquiera aparecen en la intención del voto cuando se les compara con Zoé Robledo o Eduardo Ramírez.

Sin embargo, el mensaje político que envía Rutilio Escandón al impulsar a sus tapichas es que ni Zoé Robledo ni Eduardo Ramírez se encuentran en el ánimo del gobernador, lo que significa la ruptura entre ellos y los golpes bajos y la guerra sucia, en una contienda en que de antemano se sabe quién saldrá como el perdedor, y éste obviamente es Rutilio Escandón, quien tardíamente decidió jugar a la sucesión, sin muchas posibilidades, sobre todo, porque a diferencia del presidente que trae una aceptación superior al 60 %, Rutilio Escandón tiene una aceptación en la población de Chiapas inferior al 40 %. En una circunstancia política en que el gobernador cree que puede jugar con sus tapichas en contra de la preferencia del presidente y de quien sea el candidato o candidata de Morena a la presidencia de la república.

La definición sucesoria en Chiapas está cantada entre Zoé Robledo, quien representa a la juniorcracia y Eduardo Ramírez, a quien desde el palacio de gobierno le realizan campañas negativas, quien representa el esfuerzo. Todo lo demás son sueños guajiros, pero que representa el empleo de recursos públicos para posicionar a las tapichas del gobernador, en el que se puede incurrir en faltas a un modo honesto de vida, al mantener una campaña y la promoción del voto en la ilegalidad y violando las reglas electorales, lo que significaría la pérdida del registro de los candidatos y peor aún, pagando encuestas de ficción, que busquen demostrar que las tapichas del gobernador están arriba en la intención del voto. Encuestas ilegales, que el IEPC debe buscar sancionar al promover resultados falsos que buscan beneficiar a quien realmente paga las encuestas.