JA Teline V - шаблон joomla Форекс
14
Sun, Apr
117 New Articles

La caquistocracia en la designación de candidatos en Morena

Editorial
Typography

La lista de candidatos de Morena para las diputaciones federales evidencia dos cosas: que Chiapas no tiene importancia para la clase gobernante, que sigue con la vieja creencia  de que si pones a una vaca como candidato la vaca gana; la otra, es la falsedad del discurso de Morena sobre el ganador (a) de las encuestas, simple y sencillamente porque no hubo encuestas, pues difícilmente cualquiera de esos candidatos gana una encuesta y mucho menos gana una elección, lo que significa que Morena confía en el voto corporativo y en los beneficiarios de los programas sociales, quienes serán llevados las urnas de modo voluntario o de manera forzada, bajo la amenaza o la insidia de que pueden perder los apoyos económicos.

El candidato a la gubernatura por Morena tendrá que arar con las peores mulas y cargar bajo su espalda, las malas decisiones de su partido en la selección de los candidatos, en donde fueron impuestas las decisiones emocionales de Rutilio Escandón, que no entiende la condición humana y sigue actuando y pensando como un puberto, en momentos en que se debe actuar con madurez, porque lo que está en juego no es solo el futuro del gobernante sino el aseguramiento y la continuidad en el gobierno de un partido, que lo hizo gobernador de Chiapas sin tener mérito alguno.

La política no es de emociones y mucho menos de pasiones, desafortunadamente la historia nos ha enseñado lecciones que los gobernantes no  terminan de aprender. En los momentos de descomposición social y crisis política, la obligación moral de un gobernante es la de hacerse de los saberes y capacidades de los mejores hombres y mujeres, para evitar la caída del régimen y lo que regularmente realizan es seguir tomando decisiones equivocadas y poner a personas por otro tipo de favores que por su capacidad, lo que nos lleva a pensar, que con la selección de los candidatos (a) de Morena, Rutilio Escandón sigue jugando en contra de la candidata presidencial Claudia Sheinbaum.

Ninguno de ellos suma votos propios para Morena, el probable triunfo que puedan tener se debe primero a la movilización del voto duro que representa el registro de beneficiarios de los programas sociales y el arrastre que tiene Eduardo Ramírez Aguilar, por el trabajo realizado en los últimos 11 años de su carrera política. Fuera de esas dos circunstancias, ninguno de esos candidatos tiene peso para garantizar por sí solo un triunfo electoral.

La decisión de nombrar en Tuxtla a candidatos que no son de esta ciudad es una decisión equivocada, debido a que Tuxtla, es el lugar en donde el movimiento opositor puede crecer, no por la presencia de los partidos, que prácticamente dejaron de existir, sino por el profundo malestar ciudadano que se respira en esta ciudad, en donde hay un sector de población con estudios y formación académica, a la que no se puede engañar y que en carne propia ha sufrido los excesos, los desaciertos, la frivolidad y la corrupción de los tres últimos sexenios.