JA Teline V - шаблон joomla Форекс
14
Sun, Apr
117 New Articles

La herencia maldita del gobierno de Rutilio Escandón

Editorial
Typography

Las ejecuciones extrajudiciales continúan a la orden del día en Chiapas. En los últimos díasdos personas de Tonalá fueron ejecutadas en Mapastepec; luego cuatro personas en Arriaga fueron ejecutadas; en Berriozábal fue ejecutada otra persona y ayer fue encontrado en Jiquipilas el cuerpo de un trabajador de un lavado de autos, que fue levantado en Berriozábal, cuyo hecho se relaciona con la ejecución anteriormente señalada y ayer fue ejecutado un presunto líder de “Los motonetos” en San Cristóbal de Las casas. Todo esto es ignorado por el gobernador del y la fiscalía del Estado, quienes no salen a dar declaraciones sobre estos sucesos y a señalar que medidas preventivas van a implementar para acabar con este tipo de ejecuciones extrajudiciales.

Chiapas vive un terrible abandono en seguridad e impartición de justicia, a punto tal, que un secretario de un juzgado fue levantado por un grupo de la delincuencia y por la presión política realizada por trabajadores y jueces y magistrados de los tribunales federales en Chiapas, la persona levantada fue encontrada con vida,  con claras muestras de tortura que está hospitalizada. Esta presión política dio resultados, que tuvieron que intervenir funcionarios del primer nivel para hablar con el crimen organizado para que liberaran al funcionario de los tribunales, situación que no debe de aplaudirse, debido a que se comprueba los vínculos y la comunicación que hay entre funcionarios de la fiscalía del Estado con la delincuencia, quienes decidieron regresarlo con vida.

La política oficial del gobierno del Estado respecto a la actividad del crimen del Estado es la de negar y ocultar el clima de violencia que hay en la entidad y de vez en cuando, con un cinismo extraordinario el gobernador Rutilio Escandón hace declaraciones en donde se felicita por que hay saldo blanco en delitos de alto impacto en la entidad; declaraciones con son tomadas con sorna para la población, porque la realidad supera con mucho el mundo fantasioso del gobernante, quien se encuentra ausente de los problemas fundamentales que aquejan a la entidad.

La mesa de seguridad en Chiapas tiene un récord impresionante de sesiones, tiene el primer lugar nacional en número de reuniones realizadas, pero este dato cuantitativo no sirve para nada en la mejora de la seguridad en la entidad. Todos los días en la mañana se reúne la mesa de seguridad, en la que posiblemente existe una buena convivencia y un buen café con galletas, pero eso no tiene resultado alguno, para detener la ola de violencia, de ejecuciones y de inseguridad que hay en Chiapas.

La herencia maldita que deja el gobierno de Rutilio Escandón al próximo gobernador, es la de una entidad en guerra, entre los principales cárteles en el país, que se disputan el territorio de Chiapas, en el que hay más de 30 municipios que sufren esta guerra, en donde los problemas de gobernabilidad son extremos y en donde la delincuencia obtiene miles de millones de dólares con el tráfico de armas, el tráfico de drogas y de personas, con la trata, con el cobro de piso, con el narcomenudeo, con el secuestro y robo de autos y con el robo de gasolina, que aunque el gobierno federal dice que acabó con el huachicol, eso es falso y esto se puede comprobar fácilmente en las carreteras de Chiapas, en el que existen cientos de expendios de huachicol.