JA Teline V - шаблон joomla Форекс
14
Sun, Apr
117 New Articles

La inseguridad el principal problema

Editorial
Typography

Durante muchos años el discurso sobre la seguridad en Chiapas era que aquí no se tenían los actos de violencia que en otras entidades del país: no habían colgados en los puentes, no habían encajuelados, no habían descuartizados  y no había enfrentamientos armados entre los grupos en las plazas públicas. Ese discurso ya no puede seguirse utilizando en este gobierno, debido a que lo único que faltaba para igualar los niveles de violencia d otras entidades sucedió ayer en Tapachula, un ataque armado en la Plaza Galerías, en el que hubo un herido.

Para poder resolver un problema, el primer punto es reconocerlo. Esto no lo ha podido hacer el gobierno de Chiapas, porque cumple instrucciones de la presidencia de la república de ocultar y negar la violencia, pero lo realidad se impone contra cualquier discurso de mentiras, sobre todo, porque en Chiapas ya apareció un colgado en uno de los puentes a escasos 200 metros en donde vive la hija del gobernador; ya hubo unos encajuelados en la Ciudad de Comitán en donde supuestamente apareció el cuerpo del presunto asesino del periodista Fredy López Arévalo; ya hubo encostalados en Chiapa de Corzo; ya aparecieron cabezas mutiladas en un hielera en una gasolinera de Villa Corzo y ya hubo una balacera en un centro comercial, qué más debe suceder para reconocer la violencia y encender la alerta máxima para atender estos niveles de inseguridad.

El fracaso de la política de abrazos no balazos es un rotundo fracaso, a pesar del discurso oficial de que en este país se combaten las causas de la violencia, en clara referencia a que los programas sociales,en donde se regala dinero y no se estimula la productividad, es el camino para garantizar la seguridad, lo que viene a ser una política discriminatoria porque se pone el énfasis de que la violencia y la inseguridad se debe a la pobreza, como si sólo los pobres roban y delinquen; y se ignora que los ricos también lo hacen pero ellos son protegidos por la justicia.

Los problemas de la inseguridad en la entidad sólo se pueden resolver a partir de un buen diagnóstico, que parta del reconocimiento de que este es el principal problema que se vive en Chiapas y a partir de allí diseñar un conjunto de políticas que atienda las múltiples variables que influyen en la incidencia delictiva. Pero en este gobierno no puede haber un buen diagnóstico en razón de que parte negando y ocultando la violencia y se traduce en un discurso de mentiras que pone a Chiapas entre las entidades más seguras del país.

El nuevo gobierno se va a enfrentar a una realidad que no puede ocultarse y que se debe atender como una política prioritaria, sobre todo, porque la población reconoce que el principal problema que se vive en estos momentos es la inseguridad, más allá de los problemas que representa la pobreza y la falta de justicia en la entidad.