JA Teline V - шаблон joomla Форекс
18
Tue, Jun
116 New Articles

Desaprobación amplia al gobierno de Rutilio Escandón

Editorial
Typography

La difusión de los resultados de la encuesta nacional sobre la aprobación de los gobernadores de la empresa Arias Consultores, muestra al gobernador de Chiapas, Rutilio Escandón como el gobernador peor evaluado en el país, en donde el 81.7% de la población desaprueba su gestión y sólo 5.1% aprueba este gobierno. Este dato resulta ilustrativo para identificar los pobres resultados alcanzados por Rutilio Escandón que ha sido un verdadero desastre para Chiapas, en el que toleró y presuntamente permitió el crecimiento de la delincuencia organizada. A punto tal que los cárteles mantienen una guerra por el control del territorio.

En esa encuesta, la población entrevistada de Chiapas reconoce como el principal problema de la entidad la seguridad, un aspecto que ha sido minimizado por el gobierno federal y por el propio Rutilio Escandón, en el que con cinismo y frivolidad se mantiene el discurso de un Chiapas seguro, que contrasta con la opinión del  62% de la población, que de acuerdo a esta encuesta la seguridad es el principal problema a resolver.

La caída del nivel de aprobación de Rutilio Escandón en pleno proceso electoral es preocupante, porque gran parte de su gabinete, colaboradores del desastre que vive Chiapas, son candidatos para distintos puestos de elección popular y votar a favor de ellos resulta una contradicción, pues se estaría dando un voto a favor de la gestión de Rutilio Escandón, quien tiene los niveles de aprobación más bajos obtenidos por un gobernador, que lo sitúa en el justo término, por la indiferencia con que mira los problemas sociales de la entidad, en donde ignorar los problemas se convirtió en un estilo de gobierno, de ahí que este nivel de aprobación del 5,1% de aprobación refleja fielmente el malestar de una población ante un gobierno.

En efecto, votar por Ángel Torres o por Pepe Cruz o por cualquier funcionario del gobierno de Rutilio Escandón, es votar a favor de una gestión que está ampliamente reprobada y a la que se le reconoce como responsable del desastre social y económico que vive hoy día Chiapas. Frente a este nivel de desaprobación, resulta claro que la mayoría de los candidatos propuestos por Morena y sus aliados no aportan votos por sí solos, y representan claramente una carga para el candidato a gobernador Eduardo Ramírez y para la candidata presidencial Claudia Sheinbaum, en donde son éstos los que darán el triunfo a la camada de diputados y presidentes municipales postulados por Morena y sus aliados.

Junto a esta situación resulta entendible el por qué en grupos de población se expresa la opinión de ni un voto a Morena, y a la vez, se puede entender, que sin la existencia de una oposición en Chiapas, la candidata del frente de oposición traiga en las encuestas un 31 % de intención del voto, y Xóchitl Gálvez alcance un 38% de esta intención del voto, aspectos que no pueden desestimarse, debido a que Chiapas juega en estos momentos un papel crucial que prácticamente puede definir el resultado final de la votación presidencial, sobre todo, si Chiapas no le proporciona a Claudia Sheinbaum el colchón del 5% de la votación total o sea un millón 500 mil votos de ventaja sobre su contrincante. Esta historia, sin duda, sería diferente sin Rutilio Escandón hubiera cumplido con su función de gobernador en lugar de su indiferencia y frivolidad, que lo tiene en estos momentos como el peor gobernador de México.