JA Teline V - шаблон joomla Форекс
18
Tue, Jun
116 New Articles

La violencia es nota nacional

Editorial
Typography

La violencia que se vive en Chicomuselo fue noticia en la televisión nacional; pero ni esto hace que el gobernador Rutilio Escandón abandone su actitud de indiferencia ni perciba que esto exhibe la ausencia de gobierno en Chiapas, en donde la realidad está por encima del discurso de ficción que los gobiernos estatal y federal quieren institucionalizar en la entidad, en el que sin rubor alguno la niegan y ocultan esta violencia.

Rutilio Escandón, en su mundo imaginario, no reconoce que en Chiapas se vive una guerra entre los cárteles, que afecta a todos los municipios fronterizos de la Sierra y que se trasladó a los municipios de la Frailesca y a los municipios de Tuxtla, Berriozábal, Ocozocoautla y Jiquipilas; pero esta guerra también se vive en municipios de la Selva Lacandona, lo que genera un espectro de violencia, nunca antes visto en la entidad.

Lo grave de esta situación, es que la delincuencia organizada tiene ojos y oídos en la mesa de seguridad y todo lo que se informa en esas reuniones los reportes llegan de inmediato al crimen organizado. Así sucedió con el director de seguridad pública del municipio de Berriozábal, que minutos antes de que lo levantara el cártel, había estado en la mesa de seguridad en donde rindió un informe de la situación del municipio, y al llegar a Berriozábal lo levantaron y luego lo ejecutaron. Dicho en otras palabras, funcionarios que participan en la mesa de seguridad son quienes informan a la delincuencia organizada de los operativos y estrategias, lo que significa que una mesa de coordinación institucional en contra del crimen organizado, es a la vez una mesa de en donde sale información para los cárteles.

Rutilio Escandón, que debe ser la persona más informada de lo que sucede en Chiapas, sabe muy bien qué funcionarios de su administración, son a la vez subordinados y/o enlaces de los cárteles, y por lo tanto no desconoce de los sobornos que reciben los funcionarios por parte de los dos cárteles y tampoco ignora de la impunidad que se le otorga a las actividades ilícitas de la delincuencia organizada. Es más, el gobernador conoce perfectamente que cuando la policía estatal detuvo a un importante capo, con solicitud de detención y extradición por el gobierno de los Estados Unidos,  éste fue liberado inmediatamente, y luego por errores cometidos a propósito en el informe policial, todos los sicarios que lo acompañaban fueron liberados por el juez de control en el Amate.

Se tiene conocimiento que en esta detención una persona muy cercana al gobernador y con mucha influencia sobre él, fue quien se apersonó al lugar de la detención y fue quien ordenó la liberación de este presunto delincuente, que es buscado por la DEA y que éste organismo tiene documentado todo este proceso de corrupción e impunidad que concluyó con la liberación.