JA Teline V - шаблон joomla Форекс
18
Tue, Jun
116 New Articles

La salida anticipada de Rutilio Escandón

Editorial
Typography

En Chiapas antes del 2018 se podía presumir que no existían los encajuelados, que no habían descuartizados, que no se presentaban escenas filmadas en donde decapitaban personas, que no habían enfrentamientos entre los grupos de la delincuencia, que no desaparecían personas y luego aparecían asesinadas y que no habían personas colgadas en los puentes. Esa historia concluyó con el gobierno de Rutilio Escandón, quien, de manera pusilánime y por ambiciones económicas, terminó dejando a la entidad en manos del crimen organizado.

La persona colgada de ayer tenía un mensaje del que poco se habló; en él se hace una dedicatoria a un funcionario de la secretaría de seguridad, varias veces de ser señalado como el enlace que recibía los sobornos de la delincuencia organizada, quien supuestamente ya renunció a su cargo, pero continúa teniendo bajo su servicio a vehículos de la secretaría y a personal de la misma que lo custodia y protege su domicilio; también se hace un señalamiento explícito en contra de la secretaria de seguridad pública y se menciona a un comandante de la policía estatal fronteriza de brindar protección a un grupo de la delincuencia, todo esto ante la pasividad de un gobernador que no percibe que su indiferencia es complicidad, omisión y aquiescencia ante esta violencia que indirectamente cuenta con el permiso de la autoridad.

El abandono gubernamental es notorio y Rutilio Escandón debe anticipar su salida, para no ocasionar mayores daños a Chiapas. Sobre todo, porque el vacío de poder provocado por la inacción del gobierno fue ocupado por la delincuencia organizada, quien tiene bajo su control a la delegación de la fiscalía general de la república, a la fiscalía del Estado y a la secretaría de seguridad pública, además de tener bajo su servicio a más de una veintena de presidentes municipales, con sus respectivas policías municipales, situación que evidencia el nivel de descomposición que existe en la administración pública de la entidad, que debe ser removida desde sus raíces por el nuevo gobierno, que se va a enfrentar a situaciones de violencia e inseguridad como nunca había sucedido en ningún inicio de gobierno.

El norte del Estado, particularmente el municipio de Tila, está incendiado y con un pésimo trabajo del gobierno que difícilmente, con lo que están realizando, se va a restituir la paz. En la Región Selva, la presencia de la delincuencia organizada es mayor a la presencia del Estado, que se encuentra rebasado. En la Región Fronteriza de la Sierra se vive una guerra entre cárteles por el control del territorio, en el que el Estado también está ausente. En la Frailesca también se vive la guerra entre los cárteles y en donde hay presidentes que se han convertido en los jefes de la plaza, ligados a los dos cárteles en disputa. En Tuxtla y particularmente el corredor Berriozábal-Ocozocoautla-Jiquipilas se ha convertido en un territorio de guerra, en donde urge restablecer el orden en toda la entidad y construir un proyecto de paz.

Para esto es indispensable hacer una limpia en todas las dependencias responsables de la seguridad, estatales y federales, en donde se incluya el cambio de personal de la Guardia Nacional, debido a que existe una pudrición en estas dependencias, pudrición que se ha convertido ya en purulencia.