JA Teline V - шаблон joomla Форекс
18
Wed, Oct
134 New Articles

No más deuda sin combate a la corrupción

Editorial
Typography

A finales del 2015, el gobernador Manuel Velasco realizó gestiones para que le ampliaran el presupuesto, Luis Videgaray, secretario de hacienda en ese momento, le negó los recursos, pero además le demostró al presidente de la república que Chiapas había sido beneficiado con 18 mil millones de pesos en obras federales y que en lugar de solicitar ampliaciones presupuestales, la entidad para cubrir sus necesidades, debía de utilizar los mil 800 millones de pesos del diezmo retenido a las constructoras. 

 

Esa exhibida originó que el gobernador instruyera una investigación para conocer el destino del diezmo y que además se procediera en contra de los responsables. Por eso Bayardo Robles, que se desempeñaba como secretario de infraestructura tramitó un amparo para protegerse de la amenaza de detención que se cernía sobre su cabeza. 

En la investigación Bayardo Robles demostró que no todas las obras se asignaron por su conducto, pero de las obras que él asignó, pudo comprobar con los recibos correspondientes, que el diezmo fue entregado a Juan Pablo Orantes Coello, primo  hermano del gobernador de la entidad, quien desapareció esos recursos. 

Esta cantidad de recursos desaparecidos deben de esclarecerse, porque resulta inaceptable que se autorice la contratación de más deuda pública, sin que se combata la corrupción y se disminuya la impunidad del enriquecimiento ilícito de los funcionarios y familiares del gobernador. 

La deuda que autorizó el Congreso local fueron instrucciones de la presidencia, tanto para Oaxaca, por mil 200 millones de pesos y para Chiapas mil millones de pesos, con la finalidad de que estas entidades pongan la parte que le corresponde para la reconstrucción de vivienda. El programa de reconstrucción acordó entregar 120 mil pesos a cada damnificado través de tarjetas de BANSEFI; de esa cantidad, 80 mil pesos los aporta la federación y 40 mil pesos lo aporta la entidad, de allí que se apresurara la autorización de más deuda para Chiapas. 

Sin embargo en Chiapas las malas mañas aprendidas no se olvidan; los sismos afectaron a miles de familias y frente a ese dolor, muchos funcionarios buscan hacer negocios. Ejemplo de ello es el prototipo de vivienda de 42 m2 que propone la secretaría de obras a cargo del impoluto funcionario Jorge Betancourt, que ha sido señalado por múltiples tropelías, pero que el gobernador lo mantiene firme en el cargo y hasta se comprometió a hacerlo senador por el distrito de la frailesca.

El prototipo de vivienda parece una perrera y el proyecto es una ofensa a la inteligencia. Pero además, dicen los que saben de construcciones, que esa vivienda se construye con la mitad del monto asignado, por lo que se presume que con la reconstrucción se viene cocinando un nuevo atraco. 

Ante la falta de rumbo y de dirección, al gobernador se le ve fastidiado e irritable. Lo grave es que nadie le hace caso, como bien lo dijo “La Loba” -presidenta municipal de Suchiate-, en una reunión de evaluación presidida por el gobernador del Estado. 

Lo irritante de esta situación, es que el gobierno le apostó a lo más fácil, que fue autorizar la contratación de más deuda, en lugar de aplicar la ley y combatir los actos de corrupción. Esto representa una señal, que el gobernador terminó literalmente dar la espalda y los chiapanecos.