JA Teline V - шаблон joomla Форекс
20
Mon, Nov
116 New Articles

La prostitución de la justicia en Chiapas

Editorial
Typography

La simulación en la impartición de justicia es uno de los más graves problemas que padece Chiapas. Esto se percibe como una condición de impunidad, que afecta y altera el funcionamiento del orden instituido. 

 

Esto significa que la impunidad no sólo es el incumplimiento de la norma sino la degradación del orden social, pues la violación de la ley es permisible frente a la convivencia cotidiana. 

Un aspecto que hubiera sido relevante en el actual gobierno, es construir una política de apego a la legalidad, que redujera la impunidad y que combatiera abiertamente la corrupción de cuello blanco. Ese parecía ser el mensaje al colocar como magistrado presidente del Tribunal de Justicia, a una persona con antecedentes de “izquierda”, pero la experiencia resultó peor que la de los gobiernos que lo precedieron. Rutilio Escandón, quien sin mérito alguno fue designado como presidente del tribunal, y con su actitud terminó sepultando en muy poco tiempo la importancia política que representa el desempeño del poder judicial, en la construcción de una vida pública mejor, en la que la norma se aplica y se respeta. 

Sin duda, un papel renovador fundamental en cualquier reforma del Estado, es la impartición de justicia. En este poder recae la posibilidad de la sanción a políticos corruptos, lo que representa el mensaje más claro a la sociedad, que la ley se aplica y que cualquier política de transformación social va estrechamente acompañada por la legalidad y por el combate a la impunidad. 

Sin embargo, el desempeño de Rutilio Escandón como presidente del tribunal de justicia en nada se diferencia al desempeño de los anteriores presidentes del tribunal. Y peor aún, se empecinó en mantener la ineficacia de la autonomía en el poder judicial, asegurando que esta dependencia sea un apéndice más del Ejecutivo. 

Es así como se puede observar la existencia de jueces de consigna; la línea de un extrapoder ilegal que dicta órdenes de cómo se debe orientar el sentido de las sentencias; se continúa con la liberación ilegal de presos a través de una mesa de reconciliación que resulta a todas luces inconstitucional, pero que sigue realizando ese proceso de liberación que contraviene a las disposiciones de autonomía de los jueces; 

Escandón Cadenas se equivocó no sólo en su desempeño en el Tribunal sino que para muchos ha sido una decepción, pues se quedó sin autoridad moral para promover el discurso del cambio social, en sus aspiraciones para ser el candidato a la gubernatura de MORENA.  En el caso específico del presidente del tribunal, éste viene destinando recursos para su promoción personal y como en el antiguo régimen del PRI, terminó asumiéndose como un empleado más del gobernador y no como el igual que realmente es, al representar un poder en el Estado. 

El período de gestión como magistrado presidente de Rutilio Escandón concluyó en el momento mismo en que decidió participar como candidato a la gubernatura en el Partido Morena, pero el Ejecutivo estatal y el Congreso del Estado, en un acto de irresponsabilidad extrema no promovieron el cambio y la separación del cargo. 

Hoy día Rutilio Escandón continúa como Magistrado Presidente en el Tribunal y al mismo tiempo es el Coordinador Organizativo de MORENA en Chiapas y potencial candidato de ese partido a la gubernatura, lo que ha convertido el vestíbulo del palacio de justicia en una sala de espera de militantes de MORENA, que buscan tomar acuerdos y sumar alianzas de partido con el presidente del tribunal, situación que sobre la base de los hechos, lo inhabilita para seguir cobrando como magistrado. 

La justicia en Chiapas se encuentra secuestrada y prostituida y no hay visos que esta situación mejore en lo que resta de este gobierno. Pero eso a Rutilio Escandón no le importa ni le preocupa, porque su actitud de lacayo lo lleva a cumplir el juego de los intereses que promueve el gobernador, no solo para dividir a MORENA sino también para ser sacrificado si así le conviene a Velasco Coello.