JA Teline V - шаблон joomla Форекс
19
Thu, Sep
97 New Articles

Comunidades de Oaxaca acusan a AMLO de pretender despojarlas de 71 hectáreas para una hidroeléctrica

Estados
Typography

Autoridades chatinas y mixtecas cuestionaron al presidente Andrés Manuel López Obrador porque “en su discurso dice que está con los pobres y los indígenas, pero en su administración regatea los derechos de los pueblos originarios y favorece a las empresas”, ahora con un nuevo proyecto hidroeléctrico en el Río Verde que los pretende despojar de 71 hectáreas y afectar otras miles.

“No entendemos porque Semarnat defiende decretos de agua de Enrique Peña Nieto y por qué López Obrador nos traiciona al promover una nueva amenaza contra los pueblos chatinos, mixtecos y afromexicanos con la construcción del nuevo Proyecto Hidroeléctrico en el Río Verde, iniciado por la empresa Generación Enersi S.A. de C.V.”

En una conferencia de prensa encabezada por los presidentes municipales de Santa Cruz Zenzontepec, Filemón Hernández Bautista, y de Santiago Ixtayutla, Miguel Cruz Quiroz, los agentes municipales de San Lucas Atoyaquillo, Benigno Ruiz Cortés y Paso de la Reyna, Jamiltepec, Jaime Jiménez, así como de integrantes del Consejo de Pueblos Unidos en Defensa del Río Verde, emitieron un pronunciamiento donde rechazan nuevo proyecto hidroeléctrico y le exigen a López Obrador que honre su palabra.

Su postura radica en que en el mes de julio recibieron el oficio No. SGPA/DGIRA/DG/04734, fechado el 20 de junio en la Ciudad de México, de la Subsecretaría de Gestión para la Protección Ambiental de la Semarnat donde les comunican que la empresa Generación Enersi S.A. de C.V., presentó para análisis y evaluación el plan denominado “Proyecto Hidroeléctrico para la Generación de Energía Renovable PH Río Verde”.

Este proyecto afectará a los municipios de Santa Cruz Zenzontepec, Santiago Ixtayutla, Santiago Tetepec, Santa Catarina Mechoacán, San Andrés Huaxpaltepec, Santiago Jamiltepec y Santiago Pinotepa Nacional.

El documento que fue enviado vía correo electrónico primero y posteriormente por correo postal está firmado por el director general de Impacto y Riesgo Ambiental, Salvador Hernández Silva, y proyecta la construcción, operación y mantenimiento de una central hidroeléctrica para la generación de 30 MW de energía para lo cual se pretende utilizar el caudal del Río Verde.

Y detalla que para el “desarrollo del proyecto requiere de un bordo derivador, obra de toma, túnel, torre de oscilación, tubería forzada, trifurcación, casa de máquinas, obra de descarga, subestación elevadora camino de acceso así como una línea de transmisión de aproximadamente 45 kilómetros; para dichas obras el proyecto requiere de una superficie  total de aproximadamente 71 hectáreas, de las cuales un porcentaje requiere de la remoción de vegetación forestal, correspondiente a vegetación secundaria arbustiva de bosque de Encino”.

Lo que preocupa es que dado que no fue notificado oficialmente y que el documento está fechado el 20 de junio de 2019 y las autoridades recibieron la notificación electrónica el 7 de julio y 15 días después llegó por correo postal, en el último párrafo la Semarnat especificó que “en caso de no recibir algún comentario, se considerará que el municipio a su digno cargo no tiene objeción alguna para la realización del proyecto”.

Los inconformes resaltaron que “a lo largo de nuestra vida como pueblos hemos convivido, cuidado y defendido el Río Verde porque es la madre de nuestras aguas y representa la fuente de vida en la Cuenca y los territorios mixtecos, chatinos y afromexicanos, por los cual notificamos a la Semarnat y a la empresa Generación Enersi S.A. de C.V., que no estamos de acuerdo con dicho proyecto y no permitiremos estudios ni su construcción por las graves afectaciones que esto traería a nuestra vida y a la madre naturaleza”.

Recordaron que los pueblos y las autoridades con base en sus sistemas normativos internos y con derechos que les conceden los tratados internacionales y la constitución “hemos emprendido los medios de defensa por vías pacíficas, administrativas y legales para que se respeten nuestros modos de vida y nuestro territorio”.

Y para soportar su dicho mencionaron que “el Río Verde se encuentra actualmente protegido por el amparo (701/2018) interpuesto en julio de 2018 por el ejido de Paso de la Reyna. Este recurso contra la declaración de zonas de reserva – decretos publicados al final del gobierno de Enrique Peña Nieto – fue otorgado por un juez federal y no se podrá construir ningún proyecto de infraestructura”.

Sin embargo, “nos sorprende que el actual gobierno federal insista en este tipo de proyectos. Por más de 10 años hemos argumentado nuestra oposición al Proyecto Hidroeléctrico Paso de la Reyna que fue promovido por la entonces paraestatal Comisión Federal de Electricidad. Ahora ante la privatización del sector energético las empresas privadas tienen su mira sobre nuestros bienes”.

Y “no entendemos porque la Semarnat pretende negar un derecho demostrado y ganado en tribunales. No entendemos porque Andrés Manuel López Obrador en su discurso dice que esta con los pobres y los indígenas, pero en su administración regatea los derechos de los pueblos y favorece a las empresas”, puntualizaron.

Finalmente advirtieron que “estamos en alerta y organizando a pueblos y municipios de la región de la Costa y Sierra Sur, no permitiremos más saqueo”.