JA Teline V - шаблон joomla Форекс
19
Wed, Jan
146 New Articles

Colosio demanda apoyo al gobierno federal para atender a migrantes llevados a Monterrey

Estados
Typography

El Ayuntamiento de Monterrey solicitó al gobierno federal apoyo financiero para afrontar la crisis migratoria, pues tan solo en los alrededores de la Casa Indi, donde reciben alojamiento los migrantes, ya se han reportado delitos como asaltos y agresiones sexuales.

El alcalde Luis Donaldo Colosio Riojas dijo que la crisis se agravará debido a que, unilateralmente, la Federación determinó que los haitianos que buscan asilo en Estados Unidos, sean trasladados a los municipios de Monterrey, Chihuahua y Hermosillo mientras son aceptados en aquel país o esperan recibir su visa humanitaria mexicana, trámite que demorará hasta 18 meses.

Aunque son enviados desde la capital del país, muchos de ellos son rechazados de estados como Coahuila, donde elementos de la Guardia Nacional les han pedido que vuelvan a su destino, como ha sido Monterrey, para que no caigan en manos del crimen organizado, dijo el edil.

“Este flujo migratorio acelerado en la ciudad se debe en primera instancia a la decisión unilateral del Instituto Nacional de Migración (INM) de trasladar desde CDMX a personas migrantes a recibir su Tarjeta de Visitante por Razones Humanitarias en sus oficinas en Monterrey, Sonora y Chihuahua”. “Resumiendo, como su estrategia ante el fenómeno migratorio, el dejar todo en manos de los municipios sin aportar recurso, información a planes de acción posteriores, irresponsablemente dejando sin acompañamiento a las personas una vez que terminen el trámite, sin hospedaje, alimento o seguridad”, dijo el alcalde en un pronunciamiento que dio en el exterior de la Casa Indi, ubicada en el área citadina de la capital.

Estimó que el programa Quédate en México, de Estados Unidos, ocasionará que unos 50 migrantes que busquen entrar al vecino país por Tamaulipas sean enviados diariamente a Monterrey, lo que ocasionará la llegada de miles de ellos a partir de febrero, sin que el INM, permanentemente ausente, les haya presentado un plan para recibirlos en la ciudad.

“(Quédate en México es) un programa acordado únicamente desde el gobierno federal con la embajada de Estados Unidos que no toma en consideración el cuidado integral de las personas que están arribando y para el que no se consultó al gobierno de Monterrey”.

“Por lo tanto, reprobamos la forma en la que está actuando el gobierno federal y no estamos de acuerdo en que Monterrey sea ciudad destino de este programa. No podemos legitimar una iniciativa que ha sido condenada por organizaciones de sociedad civil locales, nacionales e internacionales”, dijo Colosio.

En lo inmediato, dijo que Monterrey recibirá a todos los migrantes por razones humanitarias y se esforzará por darles el mejor trato con apoyo de comidas y asistencia en las casas donde se refugian, además del albergue abierto en el Parque Canoas, al sur de la ciudad

“Hoy más que nunca, necesitamos respuesta del gobierno de México y del gobierno de Estados Unidos, así como una actuación coordinada entre autoridades locales para evitar que la situación escale a una crisis migratoria y social (…) Estas personas no son ganado, ni basura”, dijo.

Por su parte, el padre Felipe de Jesús Sánchez, director de la Casa Indi, dijo que en el refugio, el más grande de su tipo en el norte del país, llegaron a recibir mil 400 migrantes, principalmente haitianos, aunque ahora hay unos 450.

Estimó que en la zona metropolitana de Nuevo León hay unas 3 mil familias de migrantes, de las cuales dos terceras partes son procedentes de Haití y el resto de países de Centroamérica, y todos esperan adquirir casas o rentarlas, como ya lo han hecho en los alrededores de la Casa Indi, en la colonia Industrial.