JA Teline V - шаблон joomla Форекс
24
Thu, May
129 New Articles

¡Lesvy somos todas!, marchan estudiantes a un año del feminicidio de Lesvy

Nacional
Typography

“¡Lesvy no ha muerto! ¡Lesvy somos todas!”, gritaron con todas sus fuerzas las estudiantes de Ciudad Universitaria (CU) durante una caminata para recordar a Lesvy Berlín Rivera Osorio, joven asesinada hace un año, afuera del Instituto de Ingeniería de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

 

Este 3 de mayo se cumplió un año del asesinato de Lesvy Berlín Osorio, joven de 22 años de edad, cuyo cuerpo fue abandonado en una caseta telefónica cercana al Instituto de Ingeniería de la UNAM. Cuando la encontraron tenía el cable de un teléfono público atado al cuello. La escena supuso un suicidio.

Esta tarde las estudiantes de la UNAM y la familia de Lesvy, su madre y su padre, Araceli Osorio y Lesvy Berlín, respectivamente, regresaron a la caseta telefónica para hacer escuchar la verdad de lo ocurrido el 3 mayo del año pasado: Lesvy no cometió suicidio; su entonces pareja, Jorge Luis González Hernández, la asesinó.

En punto de las 2 de la tarde feministas, estudiantes, familiares de mujeres y de jovenes desaparecidos y asesinados se reunieron frente a la Rectoría de la UNAM para emprender una marcha hasta la caseta telefónica del Instituto de Ingeniería, un recorrido en memoria de Lesvy.

Encabeza por la madre y el padre de la joven, quienes llevaron una manta en la que se dibujaba el rostro de su hija, la marcha comenzó su recorrido. Las estudiantes, siempre solidarias a la familia de Lesvy, gritaron consignas en demanda de justicia para len este caso y para todas las mujeres asesinadas en México.

Gritaban fuerte, cada vez más fuerte. Con un aire de rabia y hartazgo de tanta violencia, mezclado con dolor, lanzaron gritos de “¡Lesvy somos todas!” se repitieron una y otra vez. En sus frases reconocieron la violencia a la que están expuestas por ser jóvenes y por ser mujeres. “En la UNAM asesinan mujeres”, se leía en un cartel.

En el camino se detuvieron para invitar a unirse a quienes las miraban. La caminata hizo paradas para que alumnas y alumnos que pasaban escucharan que no están dispuestas a tolerar más violencia de género, que no se detendrán hasta obtener justicia para Lesvy.

Entrando al “Camino Verde”, un pasillo que está pintado de ese color y donde está ubicada la caseta telefónica, hombres con caracoles e incienso los esperaban. Ellos saludaron y acompañaron la caminata en el último tramo antes de terminar el recorrido.

El humo del incienso, que sirve para limpiar y para sanar, cubrió la caseta telefónica en la que ocurrió el asesinato, pronto quienes acompañaron a la familia se reunieron alrededor. Un silencio irrumpió en el lugar. Las miradas de las jóvenes se tornaron desoladas.

Araceli Osorio subió a una tarima instalada en el lugar para hablar frente al estudiantado. Allí narró cómo hace un año la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJDF) estigmatizó a Lesvy al difundir los dichos del asesino, quien afirmó que la joven “no estudiaba y consumía drogas y alcohol”.

También contó cómo obtuvo “una disculpa” de las autoridades de la UNAM por no poder garantizar la seguridad de su comunidad estudiantil.

Mientras el cielo se nublaba, las estudiantes estuvieron atentas a las palabras de Araceli Osorio, quien las llamó a no claudicar, a defender su derecho a vivir sin violencia. Las llamó a vivir.

Araceli recordó que el tiempo le dio la razón, a ella y a las estudiantes que exigieron justicia. En la última audiencia del caso, realizada el pasado 9 de abril, la PGJDF modificó su acusación para afirmar que la madrugada del 3 de mayo de 2017, Jorge Luis González tomó el cable del teléfono y estranguló a Lesvy. El crimen ocurrió después de violentarla durante los 4 meses que mantuvieron de noviazgo.

“Este camino tortuoso en búsqueda de justicia no ha terminado”, dijo Araceli Osorio. Vienen etapas cruciales para la familia, la primera es la próxima audiencia en la que presentarán las pruebas del caso para demostrar que se trató de un feminicidio. Este viernes 4 de mayo la UNAM develará una placa en memoria de Lesvy en la caseta telefónica.