JA Teline V - шаблон joomla Форекс
11
Wed, Dec
145 New Articles

Austeridad podría sacrificar recursos para liderazgos políticos femeninos

Nacional
Typography

En el contexto de austeridad, planteado por el presidente Andrés Manuel López Obrador, en 2020 el Instituto Nacional Electoral (INE) planea distribuir 149 millones 665 mil 947 pesos entre los siete partidos políticos nacionales para la capacitación y promoción del liderazgo político de las mujeres.

Sin embargo, esta semana, López Obrador llamó a los partidos a regresar cuando menos la mitad de sus gastos. Al respecto, la dirigente nacional de Movimiento Regulación Nacional (Morena), Yeidckol Polevnsky, respondió que, a fin de ajustarse a la austeridad, su partido podría devolver del 50 al 75 por ciento de sus recursos.

En medio de la discusión sobre el financiamiento a los partidos, uno de los pendientes del Congreso de la Unión es revisar un proyecto de reforma electoral en el que también se planea reducir el monto que cada año se otorga a las agrupaciones políticas.

En este debate no se puede pasar por alto que tomar decisiones como reducir el presupuesto de los partidos políticos podría tener un perjuicio para las mujeres, así lo dijo en entrevista la consejera del INE, Dania Ravel, previo a que se diera a conocer el anteproyecto sobre el presupuesto.

“Una de las consecuencias de bajar el financiamiento a los partidos políticos es que proporcionalmente tengan menos dinero para destinar a las militantes”, una obligación establecida en los artículos 21 y 73 de la Ley General de Partidos Políticos.

Durante seis años, desde 2008 y hasta 2014, los partidos políticos nacionales tuvieron la obligación de destinar, anualmente, un mínimo de dos por ciento de su financiamiento a la capacitación política de las mujeres, con el objetivo de tener militantes preparadas para incursionar en la política.

A partir de la reforma constitucional en materia política-electoral de 2014 y con el mismo objetivo de que las mujeres participaran en igualdad de condiciones en los procesos electorales, se reformó la Ley General de Partidos Políticos para subir el monto del dos al tres por ciento.

Para la consejera Ravel, si se van a reducir los recursos también se deben generar condiciones para formar cuadros femeninos y que los partidos no tengan pretextos para decir que no hay mujeres capacitadas para competir en un proceso electoral, argumento recurrente que se usó para no postular mujeres.

No obstante, no se puede olvidar que en años anteriores activistas por los derechos políticos de las mujeres –como la Red Mujeres en Plural– documentaron que los partidos gastaron el tres por ciento en la publicación de folletos, pago de servicios como energía eléctrica, gastos administrativos o compra de materiales para propaganda.

Sobre este tema, la consejera Ravel consideró que el gasto se tiene que ejercer de manera efectiva y adecuada pero no eliminarlo. “No porque alguien haya incurrido en alguna cuestión como no utilizarlo para los fines para los cuales se dieron, se debe quitar ese dinero que sí es útil”, declaró.

La presidenta de la Comisión temporal para el fortalecimiento de la igualdad de género del INE, señaló que en estos casos la autoridad debe estar al pendiente del ejercicio de los recursos, afinar los criterios de fiscalización y hacer revisiones exhaustivas.

En caso de querer reducir o eliminar el tres por ciento, señaló, se generaría un doble perjuicio a las mujeres: por un lado, desviaron los recursos destinados para ellas y lo utilizaron para comprar mandiles o escobas que no tienen nada que ver con el liderazgo de las mujeres y, por otro, en lugar de corregir esa conducta, se eliminaría la obligación de dar esos recursos.

En este tema, esta semana la diputada por Movimiento Ciudadano, Martha Tagle Martínez presentó una iniciativa para reformar la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales y la Ley General de Partidos Políticos para que los organismos de las mujeres de cada agrupación política sean quienes reciban y ejerzan los recursos del tres por ciento.

Actualmente, las Secretarias de Finanzas o Tesorerías de los partidos ejercen este recurso, por lo que la propuesta de la legisladora es que las agrupaciones políticas tengan un organismo responsable de la capacitación, promoción y desarrollo del liderazgo político de las ciudadanas, mismo que deberá tener autonomía técnica y administrativa para ejercer el tres por ciento.